Labels

viernes, 24 de enero de 2014

¿El semen es antidepresivo?

El-semen-es-antidepresivo.jpg

Puede resultar un tanto extraño hacer esta pregunta, pero lo cierto es que los científicos están en todo –incluso en las cosas más extravagantes– y han llegado a la conclusión de que el semen es un antidepresivo natural. ¿Cómo llegaron a esta conclusión? Eso te lo contamos a continuación…

Sexo = felicidad

La Universidad Estatal de Nueva York fue la encargada de llegar a la conclusión de que el semen es antidepresivo: en pocas palabras, ellos dicen que las mujeres son más felices cuando hacen sexo oral ya que el semen tiene unos compuestos que mejoran el humor de quienes lo consumen.
Compararon las vidas sexuales de 239 mujeres diferentes y su estado de salud mental; y vieron también que los fluidos seminales contienen químicos que mejoran el humor, aumentan el afecto, inducen el sueño y contienen tres antidepresivos. El semen contiene cortisol –aumenta el afecto–, estrona y oxitocina –que mejoran el humor–, hormona liberadora de la tirotropina, melatonina e incluso serotonina, tres antidepresivos.
Y por si fuera poco, que aquellas mujeres que mantienen relaciones sexuales sin protección regularmente están menos deprimidas y tienen mejores resultados en los test cognitivos y en el Inventario de Depresión de Beck, una medida clínica de uso común sobre los síntomas depresivos.
El-semen-es-antidepresivo-1.jpgBásicamente, llegan a la conclusión de que aquellas mujeres que tienen sexo regular con su pareja sin preservativo suelen ser más felices que aquellas que se abstienen completamente del sexo o son promiscuas pero utilizan profiláctico en sus relaciones sexuales.

La contrapartida: el semen no es antidepresivo

En primer lugar, debemos considerar que el estudio se basa en su totalidad sobre un punto aún no probado: que la escasez de prostaglandina puede causar depresión. Existen estudios que muestran que las personas más felices tienen niveles superiores al normal de prostaglandina, aunque los resultados no son realmente concluyentes. El estudio sobre el semen y la felicidad toma esta premisa como verdadera, y por ende considera que las prostaglandinas en el semen ayudan a evitar la depresión.
El-semen-es-antidepresivo-3.jpgOtro punto a tener en cuenta es que no han considerado las razones por las que unas mujeres utilizan preservativo en sus relaciones y otras no, un hecho particularmente importante a la hora de ver esta relativa felicidad. Las mujeres que no usaban preservativo solían tener más cantidad de relaciones sexuales que las que sí lo utilizaban. Esto quiere decir que hay una variación significativa en estos casos que se debe tener en cuenta en el estudio, y sin embargo no fue así. Otros estudios han demostrado que tener relaciones sexuales una mayor cantidad de veces nos hace estar más satisfechos con nuestra salud mental y con la vida en general.
También puede haber una relación entre las personalidades y la depresión: aquellas mujeres que utilizan preservativo en sus relaciones sexuales buscan un sexo seguro, son más precavidas, y todo esto puede estar directamente relacionado con una personalidad que tiende más a deprimirse.

0 comentarios: