Labels

lunes, 13 de enero de 2014

Formas espectaculares de comer verduras sin aburrirse de ellas

verduras

¿Qué hacer para que no pierda sabor, color, nutrientes…? ¡No te pierdas nuestras recomendaciones!
Deben formar parte de nuestra dieta durante todo el año. Pero si hay una época en la que verduras y hortalizas suelen estar más presentes que nunca en nuestras neveras, es ahora, tras la Navidad, momento de volver a recuperar los buenos hábitos alimenticios después de tanto exceso en la mesa.

Una de las maneras más habituales de cocinarlas sin que aporten prácticamente calorías es cocerlas. Algo que parece no entrañar la mínima dificultad pero que, como todo, requiere unos pequeños trucos si queremos obtener los mejores resultados. He aquí algunas recomendaciones para que la verdura cocida quede tierna, sabrosa, vistosa y, además, pierda el menor número de nutrientes durante la cocción:
-Las verduras y hortalizas no deben cocerse en exceso, pues pierden sabor, consistencia, vitaminas y minerales. Por lo tanto, es conveniente someterlas a cocción el menor tiempo posible y siempre a fuego vivo. Hay que tener presente que, cuanto más al dente quedan (cocinadas pero crujientes), más sabor tienen y más nutritivas son.
-Además, es importante tener en cuenta que cada verdura tiene un tiempo de cocción diferente; no es lo mismo cocer una zanahoria que una hoja de espinaca.
Esta última estará deshecha en cinco minutos, mientras a la zanahoria le quedarán otros diez. Por ello es mejor cocer las verduras por separado y luego juntarlas todas (por ejemplo, a la hora de preparar una menestra).
-Cuando cocemos verduras, debemos introducirlas cuando el agua hierva y sin que ésta sobre demasiado. De esta manera conservaremos más los colores y sabores.
-A las verduras de color verde les podemos añadir una pizca de bicarbonato para resaltar su color.
-La mejor tabla de tiempos de cocción de verduras es la que podemos hacer nosotros mismos, ya que según la utilización y nuestro gusto particular las retiraremos antes o después: anotarlo todo en una pequeña libreta será, sin duda, la mejor ayuda.
-Las verduras cocidas al vapor no deben tocar el agua; existen unas rejillas sobre las cuales colocamos las verduras; de esta forma se conservan mejor las vitaminas, puesto que no se quedan en el agua de cocción.
-Las verduras han de ser lo más frescas posible, ya que cuanto más tiempo pase desde que se han recolectado, menos nutrientes y vistosidad tienen.
-Si queremos cocer alcachofas o cardo y que no se oscurezcan, podemos frotarlos con un poco de limón y añadiremos al agua de cocer una cucharada de harina.
-Si no las vamos a utilizar inmediatamente, lo mejor es cocerlas dejándolas al dente, enfriarlas en agua y hielo, escurriéndolas lo más rápidamente posible, y guardándolas en la nevera bien tapadas.

 

0 comentarios: