Labels

jueves, 23 de enero de 2014

Increible invento permite reciclar aceite usado para convertirlo en jabón


fabrica-jabon-fabricadejabones-diarioecologiaHacer jabón artesanal en nuestro hogar de un modo apto para la vida moderna. La Fábrica de Jabón, el electrodoméstico inventado por la diseñadora industrial española Analía Blanco, “contribuye a llevar una vida más sostenible y sana sin tener que alterar el estilo contemporáneo”. 

El aparato industrializa la forma tradicional de hacer jabón y la adapta al espacio de un hogar. Es más pequeño que un microondas y consigue transformar el aceite usado de cocinar en jabón para todos los usos domésticos: de la limpieza corporal de pieles sanas o atópicas a la lavadora, el fregado de la cocina, la loza, los suelos de todo tipo, la vitrocerámica y cualquier otra superficie delicada. Solo hay que depositar en su interior medio litro de aceite, medio litro de agua y 80 gramos de sosa cáustica. Transcurridos 20 minutos se habrán creado dentro de los moldes del aparato las pastillas de jabón, que se solidificarán por completo al cabo de 48 horas. “ Es absolutamente sencillo –dice- y anula el contacto con la sosa cáustica, que es parte del problema de hacer jabón en casa”.
Según una encuesta reciente el aceite, los medicamentos y los aparatos electrónicos son los productos que menos se reciclan. Una proporción superior a dos de cada tres litros pasa de las sartenes al sistema de saneamiento. Millones de litros dañan cada año los ecosistemas acuáticos de los ríos, se filtran al subsuelo ocasionando infertilidad en la tierra, atascan cañerías generando malos olores, focos infecciosos y plagas, y elevan las facturas de los contribuyentes al multiplicar por diez los costes de depuración de aguas residuales con porcentajes de grasa. Se calcula que cada litro de aceite contamina 1.000 litros de agua.

Entre las razones de no reciclar se encuentran la desidia, desconocimiento y la incapacidad de acceso. La enorme carencia de información y sistematización por parte de las administraciones, la ausencia de conciencia y la lejanía de muchos Puntos Limpios –sobre todo en los municipios sin Puntos móviles o contenedores específicos- son grandes responsables del fracaso en el reciclaje del aceite.

Al tratarse de un líquido, otro aspecto disuasorio es lo engorroso de su reciclado.

La Fábrica de Jabón convierte un reciclaje sencillo en un producto útil. Al carecer de fosfatos y tensoactivos evita la contaminación del medio, no es agresivo como otros detergentes con el ser humano, no causa alergias. Así mismo, reduce los gastos de los hogares. “Con tan solo ½ litro de aceite obtenemos aproximadamente 530 gramos –explica su creadora-. Si lo rallamos, vale para la lavadora o para disolver en el cubo de fregado. Para una colada hacen falta 80 gramos de jabón industrial mientras con jabón reciclado solo son necesarios 20 gramos. Lavar la ropa es así 26 veces más barato, teniendo en cuenta que cada dosis de detergente ronda los 0,21 euros frente a los 0,008 euros del jabón reciclado”.
Muchos se preguntan qué sucede con el olor del aceite de cocinar: “Tras el proceso con la sosa será neutro. Nos hemos acostumbrado a olores artificiales cuando es un placer recuperar el aroma del jabón artesano”.

0 comentarios: