Labels

lunes, 13 de enero de 2014

Papa nombra cardenal para Haití y quita poderes a López Rodríguez


 

Chibly LangloisLa designación de Chibly Langlois se produce cuando Haití conmemora el cuarto año del gran terremoto que  dejó un saldo de unas 300 mil personas fallecidas y 1.5 millones de desplazados 

Santo Domingo.- Cuando este domingo, 12 de enero, el papa Francisco nombró por primera vez en la historia un cardenal en Haití -el país más pobre del hemisferio americano- no solo estaba colocando a esa nación en el mapa mundial, sino que al mismo tiempo estaba limitando las funciones y los poderes al cardenal dominicano Nicolás de Jesús López Rodríguez.
López Rodríguez fue designado cardenal de toda la isla el 28 de junio de 1991, en sustitución del cardenal Octavio Antonio Beras Rojas, el cardenal Beras, quien falleció en 1990.
Para algunos analistas, la decisión del papa Francisco es un apoyo público del Vaticano al pueblo haitiano en momentos en que se enfrenta a República Dominicana por la sentencia 168-13 del Tribunal Constitucional que desnacionaliza a los hijos de extranjeros irregulares nacidos en el país, y afecta de forma mayoritaria a los hijos, nietos y bisnietos de los braceros haitianos.
Venezuela, Cuba y Estados Unidos, así como los países del Caricom han expresado su apoyo a Haití en este conflicto.
López Rodríguez ha sido de los principales defensores de la sentencia y entre sus declaraciones en favor se encuentra: “Nadie está por encima del Tribunal Constitucional“. Esto le valió la crítica del Premio Nobel de Literatura Mario Vargas Llosa, quien recientemente pidió al Papa su destitución del cargo.
Chiblys Langlois, de 55 años, hasta su nombramiento este domingo fue el obispo de Les Cayes (Sur de Haití) y presidente de la Conferencia Episcopal Haitiana (CEH).
Vivió la tragedia que significó el gran terremoto del 12 de enero de 2010 y sufrió al ver a miles de haitianos ir a la diócesis de esa ciudad del Departamento Sur en busca de ayuda.
Langlois es uno de los cinco nuevos cardenales originarios de América en el primer Consistorio del papa Francisco y el primer haitiano que recibirá el birrete colorado en el Vaticano.
Los demás nuevos cardenales latinoamericanos son Leopoldo José Brenes, en Nicaragua; Orani Joao Tempesta, en Brasil; Ricardo Ezzatia Andrello, en Chile; Mario Aurelio Poli, en Argentina.  Este último sustituye al papa Francisco.
Langlois es la cabeza joven de la Iglesia haitiana y fue uno de los promotores del diálogo ante las frecuentes protestas de los últimos meses impulsadas por los detractores del presidente Michel Martelly, ejerciendo de mediador en la crisis haitiana y entre el máximo dirigente de Haití, la oposición y el Parlamento.

0 comentarios: