Labels

miércoles, 26 de febrero de 2014

El arroz y la dieta dominicana


Celebrando nuestra independencia con el "blanco" de nuestra bandera


El arroz forma parte de la dieta esencial del pueblo dominicano.SANTO DOMINGO. Si hay algo que define al dominicano promedio, aparte de su amor instintivo por el baile, a las féminas y a ciertas bebidas, es su apego diario y fervoroso al arroz blanco al que le saca, como decimos coloquialmente, su "plato aparte".

Con el arroz tenemos la típica relación amor / odio: nos "engorda", pero no podemos vivir sin él. De niños a adultos dependemos del arroz para sentirnos dominicanos. Y en este tema no somos racistas ni despreciamos colores: lo consumimos indistintamente blanco, brilloso y graneadito, como se prefiere en moros de cualquier color; en locrios o en "compaña".
Tremendamente versátil y a decir de algunos "agradecido", el arroz permite que se le mezcle con toda la despensa y la mitad de la nevera, lo que ha ayudado en más ocasiones de las que se cuentan con la precaria economía familiar.
Una historia milenaria
El arroz (Oryza sativa) es una planta herbácea anual de la familia de las gramíneas y es junto al trigo, el cereal más consumido en el mundo y base alimentaria de miles de millones de personas. Se conoce y se consume desde hace más de 5000 años, originario de China. Pero aún representando el 20% de la energía alimentaria del mundo, por sí solo no puede sostener una dieta adecuada por la falta de micronutrientes esenciales.
¿Sabía usted que el arroz blanco y limpio que consumimos pierde el 15% de su peso y casi todas sus propiedades nutritivas en el proceso de su industrialización?
En procesos sucesivos se elimina total o parcialmente el salvado, pero también se lleva gran parte de la riqueza del grano integral. Finalmente el germen se elimina en el proceso de pulido. Cuando el arroz es "vitaminado", se pide al consumidor que no lo lave antes de prepararlo para evitar que se pierdan las últimas vitaminas que le quedan y parte de su almidón.
Ventajas de su consumo
El consumo regular de arroz resulta efectivo en la prevención y mejoría de algunas patologías como la hipertensión arterial por su bajo contenido de sodio, siempre y cuando no se le adicione sal.
Por su alto aporte energético, el arroz está indicado como una de las primeras opciones en procesos de recuperación de desgaste físico. Sabemos que es de los primeros alimentos en introducirse en la dieta infantil y de los más tolerados luego de problemas gastrointestinales.
Además, es recomendado para las personas que padecen de enfermedad celíaca o intolerancia al gluten, presente en la mayoría de los cereales, menos en el arroz, el maíz, el mijo y el sorgo.
Los dominicanos amamos el arroz por su versatilidad, porque asume todos los sabores y porque sin ser nuestro, ha hecho en este país su casa. Aun los que no lo comemos todos los días, lo echamos de menos cuando pasan más de tres. Adoramos el concón, salseado o no, y más de uno ha hecho "bembitas" por un arroz con leche o un sushi aplatanado.
El arroz, como un buen par de zapatos negros, pega con todo. Disfrútelo, que para el 2030, la demanda total de arroz será 38% mayor que la cantidad que se produzca... y no va a alcanzar.
¡Feliz día de la Independencia Nacional!
 Arroz integral
Las personas de colesterol elevado deben consumir arroz integral, porque la cáscara posee fitosteroles, que reducen los niveles de colesterol sanguíneo. Otra ventaja de la cáscara es su contenido en silicio, útil en la formación de los huesos. Se aconseja después de una fractura, sobre todo en personas mayores de edad.


0 comentarios: