Labels

martes, 4 de febrero de 2014

Marginados en el reparto del 4% de educación

El Inafocam en un órgano asesor del Ministerio de Educación.
El Inafocam recibió RD$900 millones, menos del 1%
Durante 2013, el primer año en que el Poder Ejecutivo se propuso cumplir con la asignación del 4% a la educación preuniversitaria, el servicio de formación pedagógica quedó entre los renglones más marginados en la distribución del presupuesto del Ministerio de Educación (MINERD).

De los RD$99,000 millones que manejó la cartera, el Instituto Nacional de Formación y Capacitación Magisterial (Inafocam) sólo recibió RD$900 millones (0.90%) y el Instituto Superior de Formación Docente Salomé Ureña (Isfodosu), RD$599.2 millones (0.60%).
El Inafocam se define en su página web como un órgano asesor del Ministerio de Educación "en la formulación y evaluación de las políticas, carreras, programas y proyectos de formación, capacitación, mejoramiento y actualización del personal que demanda el sistema educativo dominicano en sus diferentes niveles y modalidades".
Mientras que el Isfodosu es una instancia de soporte académico, "en tanto que es la institución oficial responsable de la formación de los docentes requeridos por el sistema educativo dominicano".
"El inafocam es el instituto más importante", considera el economista y educador José Rijo Presbot. "Ese instituto no se puede manejar con esa cantidad, pues la capacitación es costosa. Crear una cultura nueva implica muchos recursos, y si no se cambia la mentalidad del profesor, que es un proceso cultural muy profundo, no se cambiará la educación", advierte.
Rijo Presbot, especializado en presupuesto, señala que con los RD$900 millones destinados al Inafocam se tiene que cubrir el pago de personal, servicios y mantenimiento, haciendo casi inmanejable a esa entidad. Cita que cualquier universidad tiene recursos por alrededor de los RD$2,000 millones al año. "Eso es unos 75 millones mensuales, para pagar servicio y personal administrativo, y luego no te queda nada. Entonces ¿cómo tener profesionales capacitados ahí, para ganar 20 mil pesos como maestros?", se cuestiona.
El planteamiento del economista cobra más sentido por el hecho de que la calidad docente es uno de los aspectos más cuestionados por quienes abordan el tema de la Educación en el país.
De hecho, la formación docente se instituye como la política 6, de las diez que abarca el Plan Decenal de Educación 2008-2018, que asume como una prioridad del sistema el enfrentar los problemas de formación de los recursos humanos.
Los técnicos que elaboraron el plan toman de contexto que, aunque desde el año 1992 se inició el fortalecimiento en la formación de los recursos humanos del sector, y que ya en el 2007, más de la mitad del personal docente del Ministerio tenía una licenciatura o grado superior, la calidad de los profesores que egresaban de las universidades no mejoraba sustancialmente.
"Muchos de los profesores y directores que ya obtuvieron sus licenciaturas no están adecuadamente preparados para gestionar institucional y pedagógicamente una escuela", dicen los técnicos en su documento.
Una prueba de razonamiento lógico y competencias que aplicó recientemente el MINERD a profesores que participaron en un concurso de oposición para llenar vacantes en escuelas públicas, demuestra que la situación con los docentes se mantiene y amerita atención.
Conforme los resultados del concurso, el 59% de 16,239 profesores que se examinaron, reprobó el referido test.
Para María Teresa Cabrera, de la Coalición para la Educación Digna y dirigente de la Asociación Dominicana de Profesores (ADP), existe discriminación contra el docente de parte de quienes administran el Ministerio.
Entiende que las políticas del Plan Decenal no fueron atendidas con sentido de equilibrio al momento de distribuir el presupuesto de parte de las autoridades de Educación.
"Hay un tema serio que no siempre se le considera la importancia que tiene, que se ve distante del propósito de mejorar la calidad educativa, pero que sí tiene una relación muy importante, y tiene que ver con la gestión. Pues nadie puede entender por qué, con un ministerio con dinero, el maestro dura cinco meses trabajando sin cobrar", afirma.
Hace referencia a denuncias que le plantean cientos de maestros, a quienes supuestamente Educación no les había pagado en enero sueldos pendientes desde el mes de agosto del año pasado.
Cabrera también critica que con el aumento en las partidas, el Ministerio no contemplara mejoras salariales a los docentes. Aclara que si el año pasado se logró un aumento de sueldo del 20%, se debió a la presión ejercida desde la ADP, que luchó por un alza salarial del 100%.
Para este año, el ministro de Educación, Carlos Amarante Baret, anunció otro aumento de un 10% a los profesores. También dijo que en este 2014 se invertiría unos RD$2,333 millones en la formación de maestros.
Otras áreas marginadas
María Teresa Cabrera se queja de que, dada la asignación que le dio, Educación no le concedió importancia a los programas que tienen que ver con la educación inicial. Destaca que justo a nivel inicial está la vía para mejorar la calidad y superar las desigualdades entre los estudiantes. "Hay que superar la inequidad para el acceso a la educación inicial que es donde comienza la brecha, entre el niño que inicia entre los dos a tres años de edad y el que tiene que esperar a los cinco o seis", señala.
Para el servicio de Educación Inicial, el ministerio programó en 2013 un presupuesto inicial de RD$260.23 millones, que luego modificó a RD$106.24 millones, y terminó ejecutando RD$66.13 millones. Cabe destacar que el pago del personal docente de este nivel se incluye en el renglón de educación básica. Para este año se destinó un monto superior a los RD$3,000 millones a la Educación Inicial, pero para el economista Rijo Presbot, este monto todavía es insuficiente.
Mientras la gremialista y educadora Cabrera continúa en sus cuestionamientos por la falta de libros de textos que existe -según ella- en distintas escuelas del país, y porque, según las denuncias que recibe en la ADP, todavía hay estudiantes que no han recibido docencia de asignaturas básicas por falta de profesores.
Incluye también el tema de la tanda extendida, que a su juicio se limitó a una extensión del horario, y no de la oferta curricular. Se queja de que pese a que Educación tenía los recursos, e hizo concursos de selección, no contratara al personal requerido para cada área.
"Se suponía que había que contratar talleristas de música, pintura, teatro, gimnasia, educación física, danza, para que los niños y niñas puedan acceder a una formación integral", comenta Cabrera.

0 comentarios: