Labels

jueves, 17 de abril de 2014

Gastroenterólogo sugiere medidas para evitar enfermedades en Semana Santa


SANTO DOMINGO.- El doctor Marcos Guerra, Gastroenterólogo de Hospiten Santo Domingo, sugirió a la población que durante el asueto de Semana Santa adopten una serie de medidas para evitar las enfermedades de origen alimentario, entre ellas lavarse las manos ante de manipular carnes, aves de corral, pescado, mariscos o productos de origen agrícola.

 Guerra aseguró que para la prevención de enfermedades gastrointestinales la clave es almacenar, limpiar, cocinar y manipular los alimentos de manera adecuada.
 “De igual forma se debe tener en cuenta los restaurantes o expendios de comida que utilizamos, debemos estar seguros que estos cumplen con las normas de higiene ya establecidas”, recomienda el facultativo de Hospiten.
 Dijo que en caso de producirse enfermedades de origen alimentario y deshidratación durante el período de Semana Santa, es recomendable tomar mucho líquido transparente, incorporar gradualmente alimentos sólidos en la dieta a medida que se recupere el  apetito y evitar  alimentos grasos, azucarados, leche, productos lácteos, cafeína y alcohol hasta recuperarse.
 El galeno sugirió que si pese a adoptar esas medidas, los síntomas persisten, el paciente debe acudir a un centro de salud.
 En el caso de los lactantes y niños que presenten síntomas de enfermedades alimentarias, sugiere suministrarle bebidas especiales que eviten la deshidratación, darle alimentos en cuanto tenga hambre y no suspenderle la leche materna o de fórmulas sin diluir a los lactantes.
 El Gastroenterólogo de Hospiten explicó que época de vacaciones la población debe aumentar el consumo de líquidos, debido al incremento de las actividades físicas y a la exposición prolongada al sol.
 “Cuando está deshidratado, su cuerpo no tiene suficiente líquido y electrolitos (minerales en forma de sales, como el sodio, el potasio y el cloruro) para funcionar adecuadamente”, advierte y asegura que el único tratamiento que se necesita es reponer el líquido y los electrolitos perdidos para evitar la deshidratación. 
 Dijo que las enfermedades de origen alimentario son infecciones o irritaciones del tracto gastrointestinal, provocadas por alimentos o bebidas que contienen bacterias, parásitos, virus o sustancias químicas perjudiciales.
 Citó entre las más conocidas enfermedades transmitidas por parásitos protozoarios a través de alimentos y/o agua la giardiasis y la amebiasis.
 Indicó que los síntomas varían de leves a severos y que incluyen malestar estomacal, cólicos abdominales, náuseas y vómitos, diarrea o diarrea con sangre, fiebre y deshidratación.
 También se refirió a la ciguatera, que es una enfermedad que se contrae al consumir pescado y que es endémica de los mares tropicales, y explicó que puede producir síntomas gastrointestinales como nauseas, vómitos, diarrea y cólicos así como síntomas neurológicos, musculares y cardiovasculares.


0 comentarios: