Labels

domingo, 13 de abril de 2014

Los besos no mienten


Te pueden decir si hay potencial para una relación o todo lo contrario

Por El Universal, México / GDA

Un estudio que se hizo en Estados Unidos en 1950 dio a conocer que en un beso 278 colonias de bacterias pasan de una boca a otra, aunque el 95% de éstas son inofensivas. Aún con lo asqueroso y desagradable que suena, cuando esa persona que te atrae está frente a ti, no piensas en enfermedades, sino en deseo de juntar sus labios con los tuyos.

De estos y muchos otros detalles habla Sheril Kirshenbaum, autora del conocido libro "La ciencia del beso", en el que explica a detalle desde las ventajas de besar, las formas de hacerlo y todo lo que implica ponerlo en práctica.
La boca y los labios tienen tantos transmisores conectados al cerebro, explica, que a diferencia del sexo, en un beso no se puede mentir.
"Un beso puede decirnos mucho sobre el potencial de una relación. Cuando se siente bien es una forma en que la naturaleza nos dice que busquemos una conexión más profunda, pero cuando no es así, es una señal de que la pareja puede que no sea compatible, de forma genética o no", agrega la especialista.
Juntar tus labios con los de otra persona puede ser adictivo, la experta asegura que besar funciona como una droga en nuestro cuerpo, ya que genera dopamina, el mismo neurotransmisor que se estimula; por ejemplo, con la cocaína.
Las terminaciones nerviosas que hay en la boca mandan infinidad de señales al cerebro, lo cual hace que el placer se logre con un beso.
Todo comienza así
"Al besar a otra persona y acercarnos tanto recibimos su olor corporal. Las investigaciones han demostrado que las mujeres se sienten atraídas por el aroma de un hombre con unos genes muy diferentes a los suyos", explica la autora. Aunque de manera inconsciente, un beso puede informarle a tu cuerpo si con esa pareja tendrás hijos más fuertes y sanos.
"Un beso ayuda a las mujeres a encontrar su pareja ideal, evolutivamente hablando".
Andar repartiendo este tipo de "regalos" es algo de cuidado, la autora asegura que hay información suficiente para decir que la gente recuerda más los detalles de su primer beso, que los de su primera experiencia sexual.
Además, debes saber que un beso apasionado puede hacer que tus pupilas se dilaten, probablemente esta sea la razón por la que muchos cierran los ojos.
Como un dato curioso, dos tercios de las personas inclinan la cabeza hacia la derecha cuando besan, y no tiene nada que ver con ser diestro o zurdo.
Hablando de géneros, es más probable que un hombre prefiera los besos con lengua, a una mujer, aunque se vale experimentar.


0 comentarios: