Labels

lunes, 19 de mayo de 2014

Alcohol, drogas y salud


Por ARCENIO ESTEVEZ MEDINA

Muchos jóvenes y adultos consumen alcohol y drogas porque empezaron a hacerlo cuando eran adolescentes o niños.  Las cifras son asombrosas y más cuando las ofrece, como en este caso, la Administración de Abusos de Sustancias y Servicio de Salud Mental de los Estados Unidos de Norteamérica en un comunicado de prensa remitido por Pamela Hyde, administradora de esta institución, en el mes de agosto del año 2013.

De acuerdo a lo expuesto en este comunicado casi medio millón de adolescentes consumen alcohol cada día en ese país y una cantidad mayor que ésta (646,707) usa marihuana. Con los millones de dólares que gastan cada día los usuarios de ésta y otras drogas en los Estados Unidos de Norteamérica, se le quitaría el hambre a millones de personas pobres en el mundo, se comprarían muchas vacunas, sales de rehidratación oral y antibióticos que salvarían millones de vidas de niños que mueren en las naciones con ingresos bajos por falta de recursos económicos.  
Lo más conmovedor de todo es que de estos consumidores 4 mil usaron por primera vez marihuana y 7,639 se iniciaron el día de la encuesta como bebedores de alcohol.  Así anda la situación respecto al consumo de estas sustancias en la nación más poderosa del mundo. 
En la República Dominicana está aumentando el uso de drogas y esto preocupa a organismos internacionales como la Organización de Estados Americanos (OEA) y el dato más alarmante es el incremento del consumo de heroína que ha sido muy significativo en los últimos años, a decir de este organismo intenacional.  Lo más preocupante es que un alto porcentaje de esta población no está siendo tratada para ayudarle a salir de este problema de salud.  
Hay otras adicciones que se consideran lícitas como el consumo de alcohol, tabaco, café y afición al juego (lotería, póker, dado, loto, bingo, villar etc); pero que crean dependencia como cualquier otra. 
Datos publicados por Bloomberg colocan a la República Dominicana en el puesto número 44 entre consumidores de drogas en una clasificación de países donde el primer lugar lo ocupan, con un triple empate, la República Checa, Eslovenia y Australia.
Para hacer esta clasificación Bloomberg tomó como referencia datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Oficina de las Naciones Unidas Contra la Droga y el Delito.  Además, utilizó para hacer la investigación, informaciones de Global Betting and Gaming Consultants.   
El estudio determinó que en los Estados Unidos de Norteamérica cerca del 25 por ciento de la población consume drogas, pasando a ser la nación con mayor prevalencia en el uso de estas sustancias.
Mientras en muchos países se persigue el consumo de drogas, a veces más que el narcotráfico, en algunos lugares del territorio estadounidense se legaliza el uso de drogas tan populares como la marihuana, el mejor ejemplo de esto es el Estado de Washington D. C.  Otro Estado de ese país que legalizó el consumo de los derivados de esta planta fue el de Colorado, donde la venta de la droga es legal y solo se exige que, igual que para los productos del tabaco, lleven en el envase la advertencia sobre la potencia de la droga.  Como es lógico, desde que estos productos empiezan a pagar impuestos dejan de ser ilícitos como sucede con el alcohol, el café y el tabaco.  Fue a partir de mayo del año 2013 que se legalizó en este Estado la venta y el consumo de la referida droga.
Muchos piensan que además de recaudar más dinero para el gobierno de este Estado, se busca controlar el consumo de la droga, desarticular al narcotráfico y reducir a su mínima expresión todas las consecuencias de este mal.
El problema es que el cannabis o marihuana, sigue siendo una droga ilegal ante la ley federal y esto podría ser tomado como argumento por la DEA a la hora de irse a la Justicia en cualquier lugar de los Estados Unidos de Norteamérica.
Mientras tanto el uso medicinal de la marihuana ha sido aprobado en algunos Estados que forman parte de la geografía estadounidense.  Por otro lado, una decena de Estados de esa nación –entre ellos Maine, Oregón, Kentucky, Maryland y Colorado- ha aprobado proyectos de ley con el objetivo de eliminar los obstáculos para su producción; pero las autoridades federales se oponen a estas medidas.  
Los que están a favor de la legalización de la marihuana, en un intento por justificar su acción, afirman que la planta del cáñamo, usada como tal, no es lo mismo; pero la DEA advierte que todas las plantas del género cannabis son marihuana, de acuerdo a un reportaje de Jon Kelly, publicado por la BBC News Magazine, en diciembre del año 2012.


0 comentarios: