Labels

domingo, 11 de mayo de 2014

Carreteras que generan energía solar, una idea interesante

Por: Alicia Calderón del Gabinete. Las soluciones de geoingieneria como colocar inmensos espejos en el cielo crear nubes sobre los océanos parecerian ser al ojo del no conocedor las opciones globales mas adecuadas para frenar de manera significativa y en corto tiempo el calentamiento global y digo al ojo no conocedor porque en este punto coincido con nuestros buenos amigos de Faunatura.


Quienes argumentan que:

Estas ideas ridículas pretenden desviar la atención de la única y verdadera solución que es la utilización de las energías denominadas alternativas, para, de esta manera, terminar con la quema indiscriminada de petróleo.

Sin embargo con soluciones muchos mas simples, economicas y globales como pintar las casas y edificios de blanco o crear carreteras con cristales y células solares en lugar de asfalto se podria llegar al objetivo de frenar con algo de exito el cambio climatico.

Lo cierto es que Solar Roadways está desarrollando un prototipo de “carretera inteligente” en la que, en lugar de asfalto, los coches circularían por encima de paneles solares, y las señales, en vez de estar pintadas en el suelo con rayas blancas, serían bombillas LED que se iluminarían durante la noche y está subvencionada por el Department of Transportation de los EE.UU. quien ha invertido 100.000 dólares para el primer prototipo de un tramo de carretera fabricada con paneles solares fotovoltaicos y que eventualmente reemplazarán al asfalto, tanto en la carretera como en los estacionamientos. En otras palabras, las carreteras se convertirán en generadoras de energía renovable.

Porque reflexionemos, si colocamos instalaciones solares fotovoltaicas en las azoteas, o peor aún, en lugares donde se puede malograr el paisaje con macroinstalaciones de miles de vatios, por qué no pensamos (ya lo han pensado) en una dimensión completamente nueva como pueden ser las carreteras (y no será por falta de sol). Los investigadores del proyecto Solar Roadways sostienen que 1,609 kilómetros (1 milla) de tramo de carretera, equipada con paneles solares generaría una energía suficiente para alimentar 500 casas fuera de la red eléctrica. Demasiado hermoso para ser verdad, y mira que en estas cosas siempre estoy dispuesta a creer todo lo mejor mientras no se demuestre lo contrario. He nacido con la fe en mis genes, ¿qué lo voy hacer?.

Pero el Proyecto Solar Roadways va más lejos. Además de hacer que las carreteras generen energía verde, el sistema también incluye luces LED integradas en el firme que harán que las carreteras sean inteligentes y muestren la señalización vial (líneas de carretera continua, discontinua, etc) y los avisos oportunos a los viajeros acerca de bloqueos de carreteras y avisos sobre la vida silvestre. Los paneles solares también incluirán elementos de calefacción que impedirán que la nieve y el hielo se acumulen en la carretera. ¿Es ó no es fantástico? Y viable y técnicamente posible, otra cosa es el coste y de eso hablamos a continuación.

El Solar Roadways es un proyecto tan ambicioso y con tantas cosas que están incluidas en los paneles, que su costo presenta un inconveniente importante. La compañía norteamericana cree que los paneles deberían ser de 12 x 12 pulgadas (0,300 x 0,300 metros aproximadamente) que tendrían la capacidad de generar cerca unos 7.6 KWh de electricidad cada día, costaría alrededor de 6.900 dólares. No se a que costo está el m2 de alfalto, pero desde luego, ni por asomo se acerca a este precio. Sin embargo, sostiene la compañía, considerando los beneficios que traerán los paneles y la cantidad de gases de efecto invernadero que se impidirán entrar en la atmósfera, quizá no parezca un precio demasiado elevado.

Si estos datos que he apuntado son ciertos (debo tener algún error ó he interpretado mal algún dato), podria pensarse que el proyecto es inviable por utópico. Pero pensemos que la sustitución de las carreteras de asfalto y estacionamientos, por firmes de paneles solares sería un paso importante para detener el cambio climático. Y ahora, permitidme un toque demagógico: ¿que cuesta una bomba atómica? ¿que cuesta una guerra por pequeña que sea? Soy una pobre ingenua, ya lo se, pero por mucho menos se podría erradicar el hambre del mundo y no hacemos nada… pero nada de nada.



0 comentarios: