Labels

lunes, 5 de mayo de 2014

Celebran este lunes en RD el Día del Árbol


Por MOISES VARGAS.

Iniciamos este trabajo comentándoles que los antiguos adoraban a los árboles como  si eran  seres humanos
Asimismo, los habitantes de Mesoamérica consideraron sagrados algunos árboles y hasta les asignaron carácter simbólico porque poseían características que llamaban su atención.

Entre los atributos estaban  el tamaño y la longevidad del árbol, así como la dureza de la madera.
Suecia fue el primer país en celebrar el día del árbol en el año 1840. En ese momento los ciudadanos consideraban de gran importancia y relevancia el cuidado de los recursos forestales del país, así como que los niños, desde temprana edad, aprendieran a cuidar y a conservar la naturaleza.
La instauración  del día mundial del árbol surgió como iniciativa del congreso forestal mundial celebrado en Roma en el año 1969.
La Organización de Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO) aceptó dicha iniciativa en el año 1971.

RITOS
En ocasiones, ciertos árboles  eran parte de un rito; por ejemplo, en la fiesta de Xocotl los mexicas cortaban un árbol de gran tamaño al que llamaban “nuestro padre” y en Tamoanchan había un gran árbol cuyas flores estaba prohibido cortar.
En algunos mitos los dioses se convierten en árboles, por ejemplo cuando Quetzal-coatl y mayahuel bajaron del cielo, para escapar de las tzizimime se transformaron en un árbol con dos ramas.
Asimismo, quetzalcoatl y Tezcatlipoca se convirtieron en los arboles quetzalhuexoch y tescacuahuitl respectivamente para sostener el cielo que se había caído.
También se asociaban a cada uno de los cuadro rumbos del universo y del centro. Así aparecen ilustrados en muchos códices.
Por ejemplo, en el códice borgia, el árbol del oriente tiene chalchihuites; el del norte es un árbol con espinas y pintado mitad verde y mitad azul; el del oeste tiene floraciones que parecen de maíz  y el árbol del sur tiene espinas rojas.
Uno de los árboles más importantes entre los pueblos mayas es la ceiba y el origen mítico de los mixtecos se encuentra en un árbol del cual fueron desgajados.
En general,  los códices representan dicho árbol brotando de la cabeza de una mujer que se encuentra dentro de un rio y junto a una cueva; de la punta de este árbol surgen los hombres desnudos.
A veces se habla de dos árboles para explicar el origen de esta etnia.
En varias escenas también de códices se observa a dos sacerdotes tallando su tronco.
El árbol del que surgen los hombres es tema frecuente de los códices de los mixtecos, quienes lo ubicaron unas veces en apoala y otras.-
En Achiutla la dendrolatria llegó, incluso, a practicarse a nivel doméstico, pues las fuentes refieren que los caciques poseían árboles en sus casas, a los que sacrificaban animales. El elemento mítico del árbol subsiste todavía en  nuestros días.
En Santa Cruz Mixtepec aún  se tiene memoria de un hombre que tuvo relaciones sexuales con un árbol sagrado del cual nació un enano conocido como 14 fuerzas.
Este personaje adoraba el árbol que lo parió hasta que un día luchó en una cueva contra las piedras, el sol se levantó por este hecho y mató a 14 fuerzas y a las piedras, que desde entonces son inanimadas.
Esta notable constante relación se tiene en la cultura mixteca, los arboles del origen y las cuevas otomíes. Su culto fue muy importante entre este grupo.
Al pino, por ejemplo, se le encuentra relacionado con el culto  al dios otontecutli. En la ceremonia del fuego  nuevo, que se realizaba cada 52 años,  los otomíes consideraban como señal de que el mundo no acabaría.
El hecho de que el viento siguiera soplando para ellos tenían álamos en los patios de los templo que al ser movidos por los aires daban la señal esperadas.
Las fuentes
También mencionan la adoración de los árboles del monte que se creían habían sido hombres en otros tiempos y poseían almas.
Inclusive,  su culto sobrevivió hasta mucho tiempo después de la conquista española, pues Jacinto de la Serna  narra cómo los habitantes de ocoyacac, en el actual Estado de México se vieron en la necesidad de colocar una viga para un puente porque se organizó con todo el pueblo una procesión entera con sirios y cantores hacia al monte donde cortaron un árbol, al que una anciana cortó unas ramas para colocarlas sobre la base del tronco a la cual consoló para evitar su disgusto, explicándole porqué cortaron el árbol y además,  en el sitio donde este cayó encendieron un sirio y agua bendita y pulque.
Al día siguiente llevaron en alegre procesión hasta su destino la viga que sería colocada en el puente.
El mismo De la Serna narra cómo caso en  Tepexoiuca, lugar azotado por fuerte epidemia, donde un indio anciano dijo al pueblo que esa terminaría cuando se enterraba un árbol que se hallaba tirado a una legua.
El pueblo entero llegó al lugar con agua bendita, sirios, incienso y cera. Entonces trasladaron el árbol en gran procesión y cantos y lo enterraron en el cementerio de la iglesia después de ofrecerle pulque y tamales.


0 comentarios: