Labels

lunes, 26 de mayo de 2014

Gelis Terrero Carrasco Dominicana residente en España le envía una carta pública al presidente Medina.

Gelis Terrero Carrasco Dominicana de un pueblo de Barahona llamado Los Saladillos desde España le envía una carta pública al presidente Medina. 


Hola, señor presidente, Danilo Medina.
Con mucho respeto me dirijo a usted, porque quiero que usted sepa las necesidades de mi pueblo.
Se que usted es un buen presidente y está haciendo muchas cosas buenas, por nuestro país y eso me hace muy feliz. Pero Hay un pueblo llamado Los Saladillos ubicado en Barahona que necesita de mucha ayuda. Mi pueblo es el gran olvidado, el único presidente que hizo algo por él, fue el difunto Balaguer que en paz descanse. Los demás políticos, solo van en el tiempo de elecciones, para prometer promesas que luego no cumplen, una vez pasa todo; Saladillos, (si te he visto no me acuerdo y si me acuerdo no sé dónde).
El año pasado usted fue a Las Salinas a inaugurar una clínica y a mi pueblo ni se acercó y no le culpo porque quizás usted no sabía de nuestras necesidades.
Si me pongo a enumerar todas nuestras necesidades, no acabaría hoy, así que le diré las más importantes:
- El canal de riego que es de donde nos llega el agua potable para nuestro sustento y para los agricultores, está destruido a causa de los ciclones y no ha habido quién lo arregle. De esa agua también además de nosotros, se suplen dos pueblos más. Todos estos pueblos viven de la agricultura y de ello dependen miles de habitantes así que se puede dar cuenta de lo importante y urgente que es.
- Las calles están fatal. El año pasado comenzarón hacerlas o mejor dicho hicieron un intento de que las estaban arreglando, pero han abandonado todo y ahí estan igual o peor.
- La escuela, necesita mejoras. Queremos un buen plan de estudios para nuestros niños y jóvenes, para que así tengan un buen futuro.
- La clínica, también necesita mejoras. En la que tenemos solo se pueden atender cositas leves. Queremos todo lo necesario para poder atender a las mujeres embarazadas si se presenta un parto urgente.
También queremos mejorar la apariéncia de nuestro pueblo. Si usted va, se dará cuenta de todo lo que le digo y de otras muchas más. Le pedimos que si ve esto y decide ayudarnos no mande a ningún funcionario ni ningún otro dirigente, vaya usted mismo, para que vea con sus propios ojos por lo que estamos pasando.
Hemos creado una petición de recogida de firmas en Change.org, con la esperanza de llegar hasta usted. También tenemos una página de nuestro pueblo en Facebook. Somos un gran grupo de Saladilleros que quiere ver su pueblo prosperar y para eso necesitamos su ayuda.
Necesitamos y queremos nuestro propio síndico, uno que se preocupe de verdad por Los Saladillos. En Las Salinas hay uno, para los dos pueblos y no hace nada por mi pueblo, cuando se le dice algo, él lo único que dise es  que él no es de Saladillo para él hacer algo por mi pueblo, pero como han hecho todos, en tiempo de elecciones si que le interesa.  Ayúdenos queremos depender de Dios y de nosotros mismos.
Los Saladillos no aparece en la geografía, y pedimos que eso cambie. Queremos ser declarado municipio de "Barahona" y aparecer en el mapa del país. Por favor consedanos ese sueño.
De parte de todos los Saladilleros, le doy mil gracias por su atención.
Att: Asociación de Saladilleros Ausentes (ASA).





3 comentarios:

anderson Peguero dijo...

Saludos para los que visiten esta página verdaderamente está carta es conmovedora y doy fe y testimonio de que lo escristo en esa carta es verdad ya que yo pude visitar los saladillos en diciembre de del 2014 ya que la familia de mi esposa vive hay y pude ver las precariedades que existen también es una pena ver cuánto explotan la mina de sal y yeso y esa empresa no aporta nada a ese sector Te felicito Gelis por la iniciativa sigue así.

Gelis Terrero dijo...

Muchas gracias.
Asi es, allá hay demasiados corruptos que solo se llenan su propio bolsillo.

Gelis Terrero dijo...

Muchas gracias.
Asi es, allá hay demasiados corruptos que solo se llenan su propio bolsillo.