Labels

miércoles, 14 de mayo de 2014

Seis consejos para minimizar el riesgo de una infidelidad


Expertas entregan tareas para no caer en una aventura amorosa

Por Francisca Vargas V. / EMOL

"La infidelidad es cualquier acción que viole un acuerdo implícito o explícito entre dos personas y que socava la relación", define la consejera profesional Alyssa Siegel en su columna en la revista on line Psychology Tomorrow.
La experta estadounidense y autora del libro "Su cerebro en el sexo", dice que la naturaleza de la infidelidad puede ser física o emocional en la naturaleza, presunta o realizada, pero como sea representa una gran crisis en la pareja. 

Ahora, ¿qué es lo que lleva a una persona a ser infiel? Para la psicóloga Javiera de la Plaza las causas más frecuentes de infidelidad se encuentran en la rutina y el desencanto, que van mermando en forma progresiva la motivación por estar juntos en cada miembro de la pareja.
"Muchos hombres se quejan de sentirse abandonados por sus señoras, quienes se vuelcan con el paso de los años a la crianza o a su vida profesional, quedando su pareja en el último grado de importancia en su vida o al menos así lo perciben ellos", asegura.
Agrega que lo mismo ocurriría en las mujeres, a lo que se añade que ellas se sienten poco o nada reconocidas en sus atributos y comportamientos positivos.
De esta manera, surge la rabia, el resentimiento y, como moneda de cambio al maltrato, la infidelidad.
La consejera estadounidense, por su parte, también atribuye el engaño a una desconexión emocional con la pareja por sentirse poco valorado, solo y triste.
"Este escenario es propicio para comenzar una aventura emocional, donde lo más común es que la amistad que tenemos cerca aumente su nivel de intimidad y el 'amigo' o 'amiga' comience a asumir el papel de la pareja, convirtiéndose en un sustituto en los pensamientos, planes y fantasías", explica Alyssa Siegel.
Lo que se viene después es una profunda incomodidad con la pareja y en el momento en que menos se lo espera, explota como una bomba la verdad.
"Sobre todo si el 'engañado' se sintió muy seguro en la relación puede producir un estado de desolación y profunda tristeza, de la que a veces cuesta años salir y pararse de nuevo frente a la vida", afirma la psicóloga chilena.
Cómo evitar la infidelidad
Según Javiera de la Plaza, lo principal para no caer en engaños amorosos es que la concepción de pareja sea compartida, y que se defina bajo las condiciones de la monogamia, ya que el concepto señalará el cómo permanecer unidas y gratamente acompañadas y queridas por otra persona.
"Para esto es importante, no dejarse llevar por la vorágine de la vida, en donde las personas sin darse cuenta, se alejan del ser amado y van convirtiéndose en una suerte de islas que conviven en un lugar común pero si nada más en común", señala.
Para minimizar los riesgos, la psicóloga llama a que las personas conversen, jueguen y se refuercen, compartiendo problemas y que cada uno agregue algo especial y cariñoso a la relación.
"Aunque tengan que dejarse un tiempo extra al trabajo, la crianza, la familia de origen… porque hay que entender que, si no se dan ese espacio que realza el vínculo afectivo de estar juntos, terminarán por alejarse y sentirse abandonados por el otro", reflexiona.
Además, indica que es vital no descuidar la sexualidad ya que es una vía de comunicación muy importante, donde es necesario que cada uno sepa pedir lo que les gusta vivir en su sexualidad.
"El atreverse a hacer cosas diferentes, lúdicas y que rompan las rigideces hacen muy bien al estado del humor en pareja y la generación de endorfinas", sugiere.
Por su parte, Alyssa Siegel entrega las siguientes tareas que -dice- todos debieran realizar para minimizar los riesgos de una infidelidad.
1. Conócete a ti mismo como una persona sexual: Lee libros, toma un taller, estudia sobre la sexualidad como lo harías con cualquier otro tema. Aumenta tu propia conciencia sobre lo que te gusta y no te gusta: ¿qué fantaseas? ¿Cómo le gusta ser tocado y dónde? ¿Qué te gustaría probar?
2. Comunica a tu pareja quién eres sexualmente: No asumas que ellos saben. Crea una conversación honesta cuando ambos se sientan relajados y cerca. Si necesitas una  herramienta sencilla para que la conversación fluya, encuentra algún cuestionario en la web, háganlo juntos y comparen las respuestas.
3. Averigua la pareja sexual que forman: Acá tampoco asumas que sabes todo de él o ella. A veces es difícil hablar sobre los deseos y fantasías sexuales por miedo, falta de costumbre y por no querer herir al otro. Pregunta y ten paciencia para escuchar y mejorar.
4. Mantén una mente y corazón abiertos: La idea es estar dispuestos a probar cosas nuevas juntos. Sin juzgar, en la sexualidad, casi todo vale.
5. No evites los problemas y mantén tu compromiso: Si no quieres asumir lo que pasa o te distraes con el trabajo, los hijos o la familia, date cuenta que estás aburrido o eres infeliz. Enfrenta y busquen una solución rápida juntos. Te debes a ti mismo y tu pareja.
6. Sé honesto contigo y con tu pareja: El serlo en forma constante irá abriendo nuevos niveles de intimidad. Puede ser difícil conversar sobre la insatisfacción sexual pero debes ser valiente y no dejes de hacerlo, porque no atreverse a decir lo que se siente puede ser la peor parte de la infidelidad.


0 comentarios: