Labels

lunes, 15 de septiembre de 2014

Cuidado con el uso excesivo del Acetaminofen para la chikungunya

Por ARCENIO ESTEVEZ MEDINA
Muchas farmacias han agotado su existencia de acetaminofén por la gran demanda registrada a partir de la aparición de fiebre de chikungunya en República Dominicana.  Fabricantes, distribuidores y detallistas han hecho el gran negocio con este producto  y como estamos frente a una enfermedad en la que los signos y síntomas pueden durar semanas meses y hasta años la gente va a los establecimientos comerciales a comprar de manera libre este fármaco.

Es cierto que el acetaminofén es un producto que casi no produce daños y tiene muy pocas contraindicaciones.  Sin embargo, debemos tener cuidado con su uso prolongado, indiscriminado y sin ningún control.  También es preciso reducir la dosis porque hemos estado utilizando hasta 750 mgs de esta sustancia para casos de chikungunya.  Así evitamos consecuencias que podrían ser fatales.
El paracetamol se empezó a vender en la década de 1950 en los Estados Unidos con el nombre comercial de tylenol.  Es un producto muy bueno para quitar el dolor  (analgésico) y para bajar la fiebre (antipirético), pero no es antiinflamatorio.
DAÑOS PRODUCIDOS POR EL USO DEL ACETAMINOFÉN.
La FDA (Food and Drugs Administration) de Estados Unidos pidió, en enero del año 2014, que no se usen productos con más de 325 mgs de acetaminofén o paracetamol en mezclas con otras sustancias activas, aunque advirtió -hace más de 30 años- que excederse en la dosis puede ser dañino para el hígado y hasta mortal.  Es muy frecuente que se usen combinaciones con vitaminas del complejo B y otros compuestos para mejorar los dolores en casos de chikungunya y otras enfermedades que cursan con molestias articulares.
La FDA ha asociado el uso excesivo de acetaminofén a serias reacciones en la piel como necrólisis epidérmica tóxica y otra enfermedad conocida como Síndrome de Stevens-Johnson, que pueden ser mortales en muchos casos.  De acuerdo a Med Watch (alerta médica), un organismo de la FDA, el consumo de acetaminofén se ha relacionado con reacciones como piel roja, ampollas, descamación, erupción y ampollas.  Según las advertencias de este organismo estadounidense regulador de alcohol, drogas y alimentos, si se aumenta la dosis y por tiempo prolongado, el acetaminofén podría producir daños al hígado, que en algunos casos han llevado a trasplante hepático y hasta a la muerte.  Cuando hablamos de aumentar la dosis es usar más de 4 gramos al día y esta cantidad se supera con tomar dos tabletas de 750 mgs de acetaminofén o paracetamol de 750 mgs cada seis horas.  Esto es muy difícil que pase, pero es bueno hacer la observación porque hay personas que en vez de una tableta se toman dos porque piensan que a mayor dosis mejores resultados y eso no es así, por lo menos en este caso.
 También debemos recomendar a las personas que consumen acetaminofén que no tomen alcohol porque se potencializa la toxicidad y puede, incluso, ser mortal.  No olvidemos que éste es el analgésico más usado en los Estados Unidos de Norteamérica.
  No estamos en contra del uso del acetaminofén o paracetamol.  Todo lo contrario, estamos a favor, lo que pedimos es su utilización cuidadosa y que se tomen en cuenta las posibilidades de que el remedio resulte peor que la enfermedad.

0 comentarios: