Labels

miércoles, 24 de septiembre de 2014

PENSANDO EN VOZ ALTA

Por Wagner De la Rosa

No se como determinar hoy día, la depreciación del peso o de la moral de muchos ciudadanos.
Tenemos los barrios llenos de delincuentes, pero no lo denunciamos.
Los militares saben donde están los puntos de drogas, pero nunca van allí.
En el país tenemos 10 mil leyes... pero casi la mayoría no se cumplen.
Vemos a diario como padres maltratan salvajemente a sus hijos y no decimos nada.
Sales a comprar una receta y si vas a tres farmacias distintas, te dan tres precios distintos.
Un ciudadano denuncia un problema en la comunidad y los mismos policías te delatan.
Vas a solicitar algún servicio a una institución publica, si conversas con la persona responsable simple y llanamente te manda donde el jefe, pero si vas donde el jefe este te manda a donde el otro.
Casi todas las secretarias tienen en común un mal día.
El colmo de esto es que si tomas dinero prestado, el prestamista te hace el descuento de la gasolina pa cuando te valla a cobrar.
En los hospitales te atienden de acuerdo no al estado de gravedad, si no de relaciones políticas a fines.
Las autoridades hacen las obras cuando le da la gana, no se planifican, pero si se deja una obra inconclusa tampoco la quieren terminar o después de realizada tampoco le dan mantenimiento.
Hacemos creer que somos inteligentes, pero elegimos a personas de bajo nivel para que nos dirijan y hagan un desastre con nuestros recursos.
Los políticos no son malos, malos somos nosotros que los elegimos... pero es parte del sistema.
Vivo en un país donde un ministro me manda a comer tallota y huevo mientras el come en restaurantes con dinero que no suda. que decir de los presidentes.
Nos han gobernado: militares, campesinos, tigres, leones locos y ciegos y si dios no mete su mano... nos atrevemos a elegir algo mucho peor,

0 comentarios: