Labels

miércoles, 15 de octubre de 2014

Diferencias entre los aceites saludables y los malos

aceiteLos aceites saturados pueden provocar en algunas personas colesterol alto. Por este motivo  la Asociación Americana del Corazón recomienda limitar la ingesta de grasas saturadas a menos del 7% del total de calorías diarias.

Por otro otra parte los aceites poliinsaturados tales como el aceite de maíz y el de sésamo, reducen el colesterol alto. Además, el punto de humo de estos aceites es muy bajo por lo que si se calientan a temperatura elevada se convierten en carcinógenos.
Los aceites monoinsaturados como el de canola y el de oliva son los más saludables. Los ácidos grasos trans como la margarina y la manteca vegetal no son saludables, ya que pueden tapar las arterias y provocar enfermedades cardiovasculares y obesidad.
En el caso del aceite de linaza es muy bueno para las mujeres ya que ayuda a aliviar los síntomas de la menopausia y además el síndrome premenstrual.
El aceite de pescado es beneficioso para prevenir la diabetes, las enfermedades cardiovasculares y otros problemas de salud. Este es rico en omega-3 y omega-6, los cuales son muy buenos para la salud.
En lo que respecta al aceite de semilla de uva es bastante saludable, tiene un alto contenido de antioxidantes y puede prevenir las enfermedades del corazón y el cáncer. Además, tiene un punto de humo alto lo que lo hace un aceite muy recomendable para cocinar.
Entre los aceites que son buenos para la salud cabe destacar al de linaza, este contiene ácido docosa-hexaenoico (DHA) que pone las células cerebrales en acción, lo cual mejora el estado de ánimo y reduce el mal humor. Cuando la persona está deprimida puede resultar de gran ayuda que durante  8 semanas se tome dos cucharadas diarias de aceite de linaza.
Un buen aceite que ayuda a bajar de peso es el de coco, este se encarga de acelerar el metabolismo debido a su rico contenido en ácidos grasos de cadena media. Estas grasas van directamente al hígado y una vez allí doblan el ritmo metabólico. Además, quita los antojos por tres horas seguidas. Se recomienda consumir 2 cucharadas diarias de este aceite. Una buena manera de poder ingerirlo es a través de la fritura.
En un estudio que se realizó entre algunos pacientes que padecen de hipertensión, cuando se les incluyó el aceite de sésamo en sus dietas, la presión les bajó 32 puntos en dos meses. Los encargados de esta investigación creen que esto se debe a que la combinación de ácidos grasos poliinsaturados y el compuesto sesamina relajan las arterias. La cantidad recomendada para consumir es de 1 onza al día.
De acuerdo al FDA, es decir la Food and Drug Administration el consumir dos cucharadas de aceite de oliva extra virgen al día, reduce el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. Esto se debe a que el aceite de oliva extra virgen es muy rico en los antioxidantes, y polifenoles. Asimismo su contenido en grasas monoinsaturados hace que baje notablemente el colesterol.
Otro aceite muy beneficioso y que puede fortalecer la salud cardiovascular en las personas que no padecen del corazón es el aceite de pescado. En lo que respecta a las personas que ya tienen enfermedades cardiovasculares existe una controversia entre los expertos. Algunos investigadores creen que el aceite de pescado sí puede reducir el riesgo de sufrir un ataque cardíaco en personas que sufren de enfermedades cardiovasculares, en cambio otros dicen que no.
Aun así, y a pesar de los desacuerdos la Asociación Americana del Corazón, la American Heart Association,  recomienda el aceite de pescado como un preventivo eficaz de enfermedades cardiovasculares tanto para personas sanas, como para aquellas personas que ya tienen problemas del corazón.


0 comentarios: