Labels

martes, 2 de diciembre de 2014

10 señales de enfermedad que los hombres ignoran


Muchos varones buscan excusas para evitar el médico

Por Ileana Delgado Castro / ileana.delgado@gfrmedia.com
No tengo tiempo. Hay que esperar demasiado. No tengo problemas de salud. No hace falta que vaya al médico... Son solo algunas de las excusas que muchos hombres esgrimen a diario para no hacerse un chequeo de salud rutinario o preventivo. Es, de hecho, una situación con la que tienen que lidiar muchas mujeres que quieren que sus compañeros sean más proactivos en la prevención de problemas de salud.

Según una encuesta de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC en inglés), el 24% de los hombres estadounidenses no había tenido una consulta médica en el año previo, una tasa tres veces mayor que la de las mujeres (8%). Y en comparación a las mujeres, los hombres cuentan con un tercio menos de estadías hospitalarias, pero una vez internados les lleva más tiempo recuperarse. 
Sin embargo, según el urólogo Gilberto Ruiz Deyá, esa actitud está cambiando. “Posiblemente antes era más común. Pero con el tiempo, ha ido cambiando y ahora los hombres están más inclinados a cuidarse”, afirma el también subespecialista en laparoscopía y cirugía minimamente invasiva.
Señales de alerta
Puede que no le hagan caso o que prefieran ignorar las manifestaciones. Pero la realidad es que, si les hicieran caso, los hombres se podrían beneficiar grandemente si buscan ayuda a tiempo. Y aunque algunos de los síntomas también pueden aplicar a las mujeres, los profesionales de la salud aconsejan que los hombres estén alertas y actúen rápido en caso de tenerlos. Muchos de ellos se relacionan con algunos de los tipos de cáncer más comunes entre los varones. Por ejemplo: 
1. Problemas con flujo débil o interrupido de la orina, levantarse muchas veces en la noche para ir al baño, dolor al orinar, eyaculación dolorosa, sangre en la orina o en el semen, dolor en la espalda baja, cadera o pelvis, son manisfestaciones que se deben consultar a su médico o con un urólogo para descartar el cáncer de próstata. Un examen rectal y el análisis PSA de antígenos prostáticos a través de una muestra de sangre, pueden marcar la diferencia entre ambos. 
2. Sangre en la excreta. Si la detectas no tienes ni que pensarlo, acude al médico inmediatamente. Otras señales,  incluyen cambios en el patrón de evacuación, como estreñimiento o diarrea. También, cambios en la consistencia o en el color (muy oscura), se deben tener en cuenta. De hecho, el cernimiento anual sigue siendo número uno como método de prevención de cáncer de colon. Y aunque no toda sangre significa cáncer,  son síntomas que siempre deben levantar bandera. 
3. Tos o dolor en el tórax que no desaparece y que puede ir acompañada de expectoración, un silbido en la respiración, falta de aliento,  esputos con sangre, ronquera o hinchazón en la cara y el cuello, son síntomas que se relacionan con cáncer de pulmón. Según la Sociedad Americana del Cáncer, la mejor manera de prevenir este tipo de cáncer es no fumar y evitar a las personas que lo hacen. 
4. Masas en el área de la tetilla siempre debe ser evaluada para descartar cáncer de seno, aunque éste no es común en los hombres. Los síntomas del cáncer de seno en los hombres también incluye cambios en el pezón o la piel de la tetilla o secreción de líquido por el pezón. 
5. Abultamiento, inflamación o agrandamiento de un testículo; dolor o molestia en un testículo o en el escroto; y dolor persistente en el abdomen inferior, espalda o ingle, o una acumulación repentina de fluido en el escroto, pueden ser síntomas de cáncer en los testículos.
6. Dolor de pecho. Si sientes que un elefante se sentó sobre tu pecho, acude al primer centro de emergencias que conozcas o llama a una ambulancia. Pero también se debe tener en cuenta que muchas veces,   los signos de un ataque al corazón son difusos y se expresan con dolor en el brazo izquierdo, en la mandíbula, sudor o dificultades para respirar. 
7. Llagas o úlceras en la boca que no sanan, pueden ser síntomas de una dolencia mayor. Ser fumador, por ejemplo, te aumenta el riesgo de cáncer de pulmón,  boca, lengua, garganta y riñones, además de enfermedad coronaria y problemas de disfunción eréctil. Y si a eso le sumas que también consumes alcohol, estás en riesgo de padecer de cáncer gástrico y de esófago. 
8. Pérdida de peso sin justificación. Si de pronto notas que tus pantalones te quedan grandes, alguna causa debe haber. Entre ellas, puede ser el primer indicio de algún tipo de cáncer. 
9. Hinchazón en las piernas. Si acumulas líquidos en los pies, tobillos o piernas, no lo desatiendas. La hinchazón, también llamada edema, puede ser una advertencia sobre alguna dolencia circulatoria, renal o hepática. 
10. Lesiones en la piel. Una úlcera en la piel que no se cura en pocos días, particularmente sobre piernas y pies, deben llamar la atención. Podrían ser un claro indicio de alguna alteración circulatoria. Heridas que no cicatrizan pueden ser también la primera señal de diabetes.


0 comentarios: