Labels

jueves, 25 de diciembre de 2014

7 tradiciones culinarias curiosas de la Navidad


Conoce el origen de algunos dulces y platos navideños de alrededor del mundo
 
Por Andrea Moya Muñoz/ andrea.moya@gfrmedia.com
Los dulces tradicionales, los platos de temporada, los banquetes de Nochebuena son fijos en casi todas las culturas del mundo. (Archivo)
La época navideña está cargada con decenas de tradiciones antiguas, muchas vinculadas con la comida.
 Aunque en Puerto Rico el enfoque gastronómico de la temporada siempre está en el lechón, arroz con gandules, pasteles, coquito, tembleque y arroz con dulce, cada país tiene su propia tradición culinaria.

 Los dulces tradicionales, los platos de temporada, los banquetes de Nochebuena son fijos en casi todas las culturas del mundo. Muchos tienen sus orígenes en el cristianismo mientras que otros nacieron por necesidad, ingenio o accidente. 
A continuación 7 curiosas tradiciones culinarias de alrededor del mundo:
Tronco de Navidad (bûche de Noël)
El nombre francés de este postre tradicional, “bûche de Noël”, quiere decir literalmente “tronco de Navidad”. El origen de este bizcocho esponjoso relleno de crema de mantequilla de chocolate comienza en la época celta y gaélica en Francia. Durante el solsticio de invierno quemaban troncos de madera decorados con flores y hojas. 
Era un acto simbólico para borrar los eventos del año anterior y darle la bienvenida a la primavera. Cuando se establece el cristianismo, algunas familias continuaron esta tradición en sus casas, quemando troncos más pequeños en sus estufas y chimeneas.
 Durante los 1800s, Napoleón prohibió el uso de chimeneas en las casas por razones de salubridad. Cocineros reemplazaron el tronco de verdad por uno de bizcocho y el “bûche de Noël” se volvió muy popular en París. Marzipán y merengue se utilizan para decorar los troncos. En tiempos modernos los chefs experimentan con diferentes combinaciones de sabores.
Galletas de jengibre (Gingerbread)
Las galletas de jengibre pueden haber llegado a Europa Occidental en manos de los soldados que regresaban del mediterráneo en el siglo XI. Se convirtió en un dulce tradicional de los mercados y ferias de Europa Medieval, donde se vendía en forma de flores, animales y armadura. 
En el siglo XV el nombre se asoció a bizcochos con sabor a jengibre. Las galletas como tal tienen su origen en Alemania, donde se llaman Lebkuchen, y se especula que las casas de jengibre fueron inspiradas por el cuento de hadas “Hansel y Gretel”. 
La receta llegó a Estados Unidos hace más de 200 años y ahora es un sabor que se asocia con la temporada, apareciendo tanto en las galletas en forma de hombre (gingerbread man) hasta como sabor para especialidades de café. 
Krampus
El cuco de Austria, el monstruo llamado Krampus ha sido parte de la tradición navideña de Austria y otros países del centro de Europa desde antes del cristianismo.
 Sirve como un contraste a San Nicolás: mientras que éste trae regalos a los niños que se portan bien, según la leyenda, Krampus castiga a los niños que se portan mal, pegándole con palos y cadenas. 
El 5 de diciembre es el Día de Krampus y en algunos pueblos de la montaña jóvenes se visten como el monstruo para aterrorizar a los niños. En mercados europeos modernos se pueden comprar chocolates, galletas y otros dulces en forma de San Nicolás y de Krampus durante la época de Navidad. 
Bastones (Candy canes)
En 1670, el director del coro de la Catedral de Colonia en Alemania repartió palitos de azúcar a los niños del coro para mantenerlos callados durante la larga ceremonia del Nacimiento Vivo. 
Los palitos estaban hechos en forma de los bastones de los pastores. A finales de los 1800s, cuando los bastones de dulce ya se habían popularizado, se añadieron las rayas blancas y rojas y se estableció el sabor a menta.
 En los 1920, Bob McCormack comenzó hacer los bastones como dulces de Navidad para los niños de Albany, Georgia en Estados Unidos, y en los 1950 su cuñado, Gregory Keller, un cura católico, inventó una máquina que hacía los bastones automáticamente. 
Una vez se automatizó el proceso, se pudieron distribuir los bastones a gran escala. 
Judíos comen chino
La Navidad es una tradición cristiana, por lo tanto los judíos en Estados Unidos no la celebran, aunque sí tienen su propia y curiosa tradición asociada con la fecha. 
Es costumbre que en Nochebuena o durante el día de Navidad las familias judías salgan a comer comida china. Esta tradición comenzó alrededor de 1935 en la ciudad de Nueva York. El Lower East Side era una zona judía donde además habían abierto varios restaurantes chinos. 
Como todo estaba cerrado durante la Navidad, los judíos iban a comer a los únicos restaurantes que permanecían abiertos: los chinos. Además, preferían que no habían decoraciones navideñas y que los inmigrantes chinos no tenían un historial de prejuicio contra los judíos, por lo que no experimentaban el anti-Semitismo que era común en esa época. 
Es una tradición que todavía persiste al día de hoy por todo el país. 
Lutefisk
En Noruega, Suecia y en partes de Finlandia, en vez de servir un jamón cocido o pavo, el plato fuerte de la celebración navideña es un tipo de bacalao seco preparado con lejía para que adquiera una consistencia gelatinosa.
 ¿Suena desagradable? Para muchas personas lo es, pero para los escandinavos y sus descendientes en Estados Unidos sigue siendo una parte integral de las navidades. 
El origen del lutefisk supuestamente viene de los vikingos. Una aldea de pescadores fue atacada por vikingos que prendieron fuego a las chozas donde secaban pescados, pero una tormenta apago las llamas. Los pescados estuvieron enterrados bajo cenizas y agua por meses, hasta que fueron descubiertos por otros vikingos.
 Ahora los pescados secos parecían frescos y los vikingos tuvieron su banquete. Preservar pescados era muy común en esa época, ya que de esa manera la comida les duraba a través de los largos meses de invierno. 
Banquete de los Siete Pescados
Una tradición con raíces en Italia, el nombre Banquete de los Siete Pescados se originó en Estados Unidos. Comer pescado y mariscos durante Navidad es común por toda Italia supuestamente por la costumbre católica de abstenerse de comer carne durante las fiestas sagradas.
 Cuando llega esta tradición a Estados Unidos, los hijos de los inmigrantes le ponen el nombre el Banquete de los Siete Pescados y se convierte en una elaborada cena en que se sirven siete tipos de pescado y mariscos. El número siete también se asocia con la Biblia por los siete sacramentos y la cantidad de días en que Dios creó el mundo.
 Esta extravagante cena es tan popular que algunos restaurantes de ciudades como Chicago, Nueva York y Filadelfia han incorporado un extenso menú de pescado y mariscos para la temporada navideña.

0 comentarios: