Labels

sábado, 17 de enero de 2015

Comidas para liberar el estrés y perder peso


Te ayudan a mantener la línea a la vez que te asisten en la relajación
 
Liberar la tensión con unas golosinas se convierte tentador hasta para quien mantiene una dieta rigurosa, pero Keri Gans, autora de “The Samll Change Diet” destaca que existen “gustitos” saludables que doblan como relajantes. (Archivo)
En ocasiones, un día lleno de estrés nos hace desear un poco de helado o dulces.
Liberar la tensión con unas golosinas se convierte tentador hasta para quien mantiene una dieta rigurosa, pero Keri Gans, autora de “The Samll Change Diet” destaca que existen “gustitos” saludables que doblan como relajantes.

Aquí cuatro alimentos que menciona Gans en su libro:
Aguacates
Los aguacates están cargados con vitamina B,  grasas  monoinsaturadas y fibras que hacen que te mantengas “llenito” por periodos largos de tiempo. La autora recomienda preparar un rico guacamole y combinarlo con habichuelas negras para degustar en la tarde, al mismo tiempo que recibes una porción extra de proteínas.  
La textura cremosa del aguacate  ayuda a satisfacer los antojos de mantecados, afirma Gans.
Chocolatina
¿Antojos de algo dulce? La leche con chocolate contiene potasio y ayuda a aliviar los espasmos musculares. Es muy buena si estás lidiando con estrés físico y también quieres refrescarte. Gans promueve consumir leches bajas en grasa.
Avena
Está llena de fibra por lo que aguantará el hambre y te dará un impulso para superar las presiones del día. La avena ayuda con la producción de serotonina, ese químico que nos mantiene sintiéndonos bien.
 La también nutricionista recomienda prepararla con leche baja en grasa y mantequilla de almendra para darle un toque extra de sabor y proteínas.
Frambuesas
Esta fruta baja en calorías es la mejor fuente de azúcar para tu cuerpo. Las frambuesas en particular, están llenas de antioxidantes anti-estrés y vitamina C para reforzar el sistema inmunológico. 
Ya sea para “snack” o desayuno, Gans aconseja combinarlas con yogur. 
 
Fuente: Women’s Health Magazine

0 comentarios: