Labels

lunes, 12 de enero de 2015

Lo que toda pareja y familia debe evitar


Para mantener la relación de pareja y la paz en el hogar, cancela la negatividad

Por Camile Roldán Soto / camille.roldan@gfrmedia.com
Todo empieza tan bien. Mariposas en el estómago, coquetería, ilusión, eterna contentura. ¿Cómo se  esfuma esa magia del enamoramiento? ¿Por qué tantas relaciones terminan rotas y de tan mala manera?

Nadie puede responder a esta pregunta con una sola respuesta. Somos tan complicados y cambiantes, que sería irreal intentar categorizar nuestras relaciones íntimas. Aun así, todos los días  miles de profesionales de diferentes disciplinas intentan explicar o al menos buscar pistas acerca de qué situaciones afectan nuestros lazos amorosos.
El doctor Miguel Ángel Pagán, destaca que es necesario entender que en toda relación hay conflictos, ya que los seres humanos somos “realidades subjetivas diferentes”. Así es que un factor determinante para salud de la unión no es tanto la ausencia de problemas sino el manejo de los mismos.
Hay parejas que pueden reconocer sus desafíos, saben que les tomará tiempo y esfuerzo solucionarlos o llegar a entendidos. En fin, que no todo será perfecto.  Estas son las uniones más saludables y con mayor probabilidad de estar unida muchos años, siempre que esos conflictos no involucren maltrato físico o emocional de alguna de las partes.
Otras veces, las personas son incapaces de entender que habrá conflictos, no saben cómo manejarlos y terminan llenándose mutuamente de negatividad, explica el sicólogo con práctica en terapia de parejas.
Cuando la negatividad se mantiene durante mucho tiempo o va en escalada es fácil predecir una ruptura, porque a consecuencia de ese estado empiezan a sufrir áreas fundamentales para lograr  una unión sólida. Entre ellas, quizás la más importante es la pérdida de intimidad, no solamente física sino emocional.
“El amor tiene que ser positivo, agradable, relajado. Y esa falta o reducción de intimidad baja la satisfacción, disminuye el intercambio de cariño, afecto y atención. Además, afecta la amistad, la confianza, crea ansiedad, depresión, sentimientos de culpa o de fracaso. Y todo esto abona el terreno para las traiciones”, destaca Pagán.
El Apocalípsis
Una de las teorías que explican las actitudes que contribuyen a aumentar la negatividad entre la pareja la esbozó el psciólogo John Gottman a finales de la década de los años 80  y todavía hoy se mantiene vigente. El experto en relaciones enumeró como  Los  Cuatro  Jinetes del Apocalípsis el conjunto de factores que, al  estar presentes en las relaciones son un fuerte indicador de fracaso.
Conoce cuáles son Los Cuatro Jinetes e identifica si están presentes en tu relación y cómo eliminarlos, de acuerdo al doctor Pagán:
Crítica- Es tomar una característica de la otra persona y utilizarla para criticarla de manera violenta, agresiva o desproporcionada.
Antídoto- Aprende a autocalmarte, evita dejar salir el coraje de forma descontrolada. Conversa en  tono suave.
 Actitud defensiva- La exhibes cuando no te haces responsable por tus errores o conductas. O cuando no quieres lidiar con las situaciones.
Antídoto- Si llegaste tarde, incumpliste con tu promesa o cometiste un error; acepta tu responsabilidad y las consecuencias.
Desprecio- De acuerdo a Pagán, es el peor de los jinetes y el mayor predictor de separación. Se manifiesta en insultos, sarcasmo, burlas, faltas de respeto, ofensas, malas palabras.
Antídoto- Construye una relación de respeto hacia tu pareja, en lugar de estallar ante cualquier provocación. Aprende a mantener un lenguaje cordial y sé considerado como te gustaría que lo fueran contigo.
Actitud evasiva- Todos podemos ser evasivos, pero según Pagán, la experiencia es que ellos son mas propensos a retirarse y no querer hablar.
Antídoto - Evita la ley del hielo, es muy dañina. Mejor cálmate, relájate y vuelve a tu pareja para hablar.
Un “banco emocional”
Además de identificar y evitar la presencia de los jinentes, Pagán recomienda a las parejas que desde el inicio de su relación se esmeren por mantener  una cultura de aprecio. Es lo que el llama “abonar a la cuenta del banco emocional constantemente  para tener de dónde tomar prestado cuando la situación lo amerite”.
¿Cómo se logra esto? El psicólogo aconseja mantenerse haciendo cosas por la pareja sin que necesariamente te lo pida, tener detalles, preferir siempre el tono cariño y tener consideración y empatía.  También es importante procurar momentos para la diversión, la conversación, y también el espacio individual de cada uno para cultivar amistades e intereses propios.
Estas prácticas ayudan a mantener la relación “robusta” y es parte de lo que sostiene a las parejas a pesar de los problemas que puedan enfrentar. Al poner en una balanza su relación,  encuentran muchos más beneficios que desventajas. Por el contrario, cuando la pareja no se ocupa de cuidar el  ambiente positivo en la cotidianidad su relación será frágil y, a consecuencia, carecerá de resistencia para enfrentar momentos difíciles. 
En las familias
Además de las parejas, las familias se benefician de evitar la presencia de los Cuatro Jinetes. “Son conceptos que deben conocer hasta los niños porque en todas las familias hay problemas”, asegura Pagán. A diferencia de las relaciones, que terminan en divorcio o separación, las consecuencias de permitir a la negatividad invadir el hogar son fácilmente observables cuando impera la  alta tensión,  se grita por todo, no se comparte tiempo de calidad y las personas, aunque siguen viviendo juntos, están aisladas.
“Son familias en lo aparente porque no funcionan como familias. No comparten sus vidas, los muchachos se encierran en sus cuartos todo el fin de semana o están pegados a sus aparatos electrónicos. Falta conexión e intimidad”, precisa el doctor.
En ambos contextos- familiar y de pareja- es también importante observar qué hacen las personas cuando no están peleando, cómo comparten, cómo se divierten, cómo pasan el tiempo,“cómo caminan por la vida”.
Vivir en pareja y en familia, es un arte, asegura Pagán. Si sientes que no lo dominas busca ayuda profesional para evitar lamentarte luego, aconseja


0 comentarios: