Labels

jueves, 30 de abril de 2015

¿Correrá Leonel la misma suerte de Hipólito ?

SANTO DOMINGO.- El politólogo Belarminio Ramírez Morillo manifestó que los liderazgos dominicanos después que alcanzan la Presidencia de la República y llegan a la cima no saben colocarse en el pedestal que les tiene reservado la historia y retornan a competir en escenarios que no están a su nivel.

Ramírez expresó que el expresidente Hipólito Mejía acaba de recibir su lección por no saber escoger el momento en que debió tomar pausa en la ,actividad política.
El analista político señala que lo que acabamos de ver este domingo 26 de abril “es el capítulo de una telenovela que sólo se firma en la República Dominicana, en que un líder que fue presidente de la República en el período 2000-2004 y perdió en intento de reelección al final de su mandato, volvió a buscar la candidatura presidencial en el 2012, donde perdió de nuevo, y ahora, como si fuera algo natural, ha caído noqueado en unas elecciones internas por su hijo político quien fue su compañero de boleta en la contienda electoral del 2012″.
 Ramírez adujo que el presidente Leonel Fernández sino despierta  a tiempo “podría correr la misma suerte de bajar de liga a mayor a competir con subalternos en liga menor, a competir con liderazgos de una generación que se han desarrollado bajo su amparo y que el sentido común indica que él debe comportarse como padrino y protector de ellos”.
El politólogo dijo que son los liderazgos los principales responsables de que la sociedad dominicana no haya avanzado más en materia de institucionalidad democrática, ya que los partidos políticos son la espina dorsal de la democracia, y si en el interior de estos no es posible la institucionalidad y la alternabilidad, esa conducta se transfiere a las esferas públicas.
El estudioso del marketing político y el comportamiento electoral lamenta que los liderazgos políticos dominicanos no hayan sido capaces de pasar a la fase de la reproducción política en que se triunfa y se gana satisfacción viendo a sus discípulos triunfar y a sus organizaciones encauzar los procesos de cambios y desarrollo.
Dijo que el caso Hipólito Mejía y el caso pudiera darse con Leonel Fernández no encajan en los paradigmas de comportamiento de Joaquín Balaguer, Juan Bosch y José Francisco Pena Gómez, ya que estos tres líderes estaban posicionados por encima de sus organizaciones partidarias y eran los electores que no percibían ningunas otras opciones en sus repetidos partidos frente a ellos.
jpm



0 comentarios: