Labels

domingo, 5 de abril de 2015

El Yogurt y el Yoga

Tienen una relación más allá de su primera letra a favor de los dolores menstruales.

Especialista: Milagro Mora, Doctora en Nutrición
Dar vida es una de las satisfacciones más hermosas, y para ello, las mujeres deben recibir la visita de una “amiga” algo molesta, al menos cada 28 días, luego de cumplir un promedio de 14 años, o algunas, a una edad más temprana.

Se trata de la menstruación, un proceso que la mujer tendrá a lo largo de su vida por lo menos en 500 ocasiones. En este ciclo, los óvulos que no son fecundados, se desechan en forma de sangre y parte del tejido de la capa más externa del endometrio.
Durante los cinco días que aproximadamente dura la menstruación, especialmente en las primeras 48 horas, las mujeres sufren de dolores. Algunas suelen soportarlos con facilidad, pero otras, en su defecto, requieren de hasta incapacidades para poder sopesarlos en sus hogares, con ayuda de decenas de remedios caseros o pastillas medicadas.
De acuerdo con la Doctora en Nutrición, Milagro Mora, existen estudios en los que se ha visto que los niveles de calcio y vitamina D en la sangre, tienden a estar bajos en mujeres que sufren síndrome premenstrual, por lo que la ingesta de hasta cuatro porciones de lácteos diarios permite reducir la incidencia.
Según la especialista, el síndrome premenstrual aparece pocos días antes de la menstruación  y puede afectar el desempeño de la mujer en sus relaciones interpersonales normales, ya que pueden sufrir depresión, fatiga, irritabilidad, cólicos u otros. Esta situación varía en cada mujer y es más factible que suceda entre los 20 y 40 años.
En un estudio en el que se les dio a las mujeres 1200 mg de calcio durante 3 meses, se logró ver una reducción de hasta 48% en el número de casos de síndrome premenstrual.
Se considera que la relación entre el síndrome premenstrual y el consumo de calcio y vitamina D puede tener relación con la producción de estrógenos, hormona liberada por los ovarios que intermedia no sólo los procesos femeninos, sino que también influye sobre el metabolismo, la salud de los huesos y otros.
Cuando se habla de lácteos, uno de los que más gustan es el yogurt, pues se combina el alimento con diferentes sabores como el arándano, la fresa, el melocotón y las frutas mixtas. Sin embargo, hay quienes no cambian el alivio que brinda un vaso de leche.
Otras maneras de ingerir calcio para evitar los dolores menstruales, es mediante la mezcla de ingrediente, por ejemplo algunas frutas y la granola. Una porción de leche licuada con una de papaya, es una dosis perfecta para el alivio. Además, una porción de yogurt, mezclado con unas cucharadas de granola, es excelente y delicioso.
Por otro lado, un ejercicio fundamental para que los dolores menstruales puedan apaciguar el dolor, complementando el consumo de yogurt, es el yoga.  Con esta práctica, el cuerpo libera beta endorfinas, que son las sustancias químicas del cerebro encargadas de levantar el ánimo, aliviar el dolor y relajar los músculos.
Además, al estirar el cuerpo, se estimula la circulación de la pelvis y esto reduce los dolores menstruales. También, el yoga exige una respiración adecuada, lo que relaja el cuerpo y alivia los cólicos, dolores abdominales y de cabeza.
Según la instructora de yoga, Daniella Muñoz, hay posturas que ayudan a liberar tensión en las partes que más duelen durante esos días, como la espalda baja, órganos reproductivos y músculos abdominales¨.

Posturas de Yoga que pueden ayudarte con el ciclo menstrual

·                       Postura de Camello: esta postura puede liberar tensión en los órganos reproductivos.
·                       Postura del Niño: ayuda con los cólicos menstruales y relaja la espalda baja.
·                       Baddha Konasana: dado que la parte baja del abdomen se siente pesada, las posturas sentadas son las más recomendadas y se puede invertir varios minutos en ellas. Esta postura en especial abre la zona pélvica, e incluso se puede inclinar hacia adelante y apoyarse en una almohada o una pila de cobijas gruesas para que se pueda llegar a un estado de relajación.  
Disfrute el periodo viéndolo como una etapa para conectarse con el cuerpo y relajarse, consumiendo yogurt y practicando el yoga.


0 comentarios: