Labels

miércoles, 27 de mayo de 2015

Leonel: actitud arrogante y hasta irrespetuosa

El discurso ofrecido por el expresidente de la República, Dr. Leonel Fernández, dejó claro muchas situaciones que por años algunos conocíamos pero que la mayoría de la sociedad no tenía la certeza.

De manera inexplicable le mostró a la sociedad dominicana y al PLD sus diferencias con la decisión tomada por el Comité Político de su partido (Algo que todos sabíamos) y volvió a mostrarse como el maestro que da clases de derecho a un grupo de alumnos que no saben nada a cerca de derecho constitucional y que al parecer él tenía la necesidad de explicar cómo deben hacerse las cosas (Como siempre se acostumbró).
Con una actitud arrogante y hasta irrespetuosa hacia su organización que tanto le ha dado, poniéndose de espaldas a sus compañeros de partido que siempre le apoyaron y sobre todo llegando al punto de faltarle el respeto de manera directa al presidente de la Republica, Lic. Danilo Medina, en un hecho sin precedentes en la historia del Partido de la Libración Dominicana.
Fernández habló en varias ocasiones de su desprendimiento y su poca ambición por el poder, sin embargo en el año 2006 decidió seguir y romper un pacto de caballeros que tenía con el presidente Medina con el afán de continuar, pero para el año 2012 quedaba inhabilitado de por vida e impulso una extensa modificación constitucional (Muy buena por cierto), pero que incluyera la manera de habilitarlo a futuro (Eso lo saben hasta los chinos de Bonao) pero peor aún tiene el valor de decir que quien propuso esa parte de la modificación fueron otras organizaciones políticas, o sea Miguel Vargas Maldonado (Pero por Dios).
Citaremos algunos extractos de la alocución para ser más explícitos en cuanto al irrespeto al presidente Medina y sus compañeros de partido:
“Mi divisa es la de José Martí, el Apóstol de la Independencia de Cuba,  en cuyas frases inmortales dijera:
Un hombre  que oculta lo que piensa, o no se atreve a decir lo que piensa, no es un hombre honrado. Un hombre que se conforma con obedecer a leyes injustas, y permite que pisen el país en que nació los hombres que se lo maltratan, no es un hombre honrado”.
“Hay hombres que viven contentos aunque vivan sin decoro. Hay otros que padecen como en agonía  cuando ven que los hombres viven sin decoro a su alrededor. En el mundo ha de haber cierta cantidad de decoro, como ha de haber cierta  cantidad de luz. Cuando hay muchos hombres sin decoro, hay siempre otros que tienen en sí el decoro de muchos hombres. Esos son los que se rebelan con fuerza terrible contra los que les roban a los pueblos su libertad, que es robarles a los hombres su decoro. En esos hombres van miles de hombres, va un pueblo entero, va la dignidad humana.”
Al  ver y escuchar estas palabras uno tiene que concluir que Fernández ha perdido el enfoque y el tacto sobre todo cuando decía que nunca ha tenido ansias de poder o de cargos y sin embargo está luchando de manera desenfrenada por obtener su cuarta nominación presidencial.
En ocasiones esbozo contradicciones importantes por ejemplo al decir lo siguiente:
“Todo lo que he sido y soy políticamente se lo debo al profesor Juan Bosch y al Partido de la Liberación Dominicana.  Amo profundamente a nuestro partido de la bandera morada y la estrella amarilla. Ahí me he formado. Ahí he luchado junto a mis compañeros y compañeras durante los últimos 42 años, en favor de la democracia, la libertad y la prosperidad de nuestro pueblo”. 
Todo el que ha vivido en la República Dominicana en los últimos 20 años sabe que en la práctica el presidente Fernández se alejó de los ideales del Prof. Bosch para dar cabida a un Balaguerismo en su más alta expresión. Pero peor aún habla de que agradece a su partido todo lo que es, sin embargo ha sido un abanderado de castrar liderazgos emergentes de cara a las aspiraciones presidenciales dentro de la organización, para ser el más beneficiado de esa práctica antidemocrática y ha desautorizado una decisión tomada por las más altas autoridades de su partido.
En conclusión debemos decir que parte lo planteado  aunque parezca  perseguir una buena intención y tener un argumento jurídico (Rebatible) no es más que la expresión más viva de un líder que no ha entendido que la sociedad cambio y que el hecho de esbozar palabras bonitas y de pretender aparecer como el “Súper Héroe” de la historia ya no revisten la más mínima importancia para un pueblo que vivió en carne propia sus gobiernos.
Afortunadamente, el pueblo tiene una sabiduría natural, que hereda del subconsciente colectivo y ha aprendido de sus errores.
Ya lo planteaba con mucha propiedad Gustavo Jung “La gente podrá hacer cualquier cosa, no importa cuán absurda, con el fin de evitar enfrentar su propia alma”.


0 comentarios: