Labels

miércoles, 15 de julio de 2015

Cristianos rechazan frente al Congreso proyecto salud sexual y reproductiva

SANTO DOMINGO.- Miembros de iglesias cristianas se concentraron esta mañana frente al Congreso Nacional en rechazo a un proyecto de ley de salud sexual y reproductiva que, según ellos, pretende convertir  al Estado en el promotor del inicio temprano de las relaciones sexuales por parte de niños y adolescentes e impone la diversidad sexual y el erotismo en el currículo de la enseñanza.

El presidente del Consejo Dominicano de Unidad Evangélica, Fidel Lorenzo Merán, expresó que “el proyecto promueve la cultura de la muerte porque garantiza el aborto en niñas y adolescentes, limitando la información del mismo a los padres sólo en caso de emergencia”.
La pieza es de la autoría de los diputados Cristian Paredes (MODA) y Hugo Núñez (PRD).  A favor de la misma rindieron informes las  omisiones de Equidad de Género, Salud y Ministerio Público de la Cámara de Diputados, sin que hayan sido convocadas a vistas públicas”, expresó Merán.
De su parte  José Alberto Ortiz, vocero del Grupo Acción Cristiana, dijo que una discusión que culminó en diciembre con la promulgación del Código Penal y que está a la espera de una decisión del Tribunal Constitucional no puede ser retomada, violando los principios de la democracia participativa”.
Criticó que el proyecto recorriera tres comisiones de la Cámara de Diputados y que ninguna de ellas convocara a vistas públicas para escuchar el parecer de los ciudadanos con relación al mismo.
“Una ley que permite abortar a niñas y adolescentes sin informarle a sus padres debió ser presentada a la ciudadanía para que se expresara”, citó Ortiz. “Asimismo, una ley que elimina la objeción de conciencia de médicos y enfermeras que se nieguen a practicar abortos debió ser sometida a la opinión del pueblo, si es que nuestros representantes entienden que vivimos en una democracia”.
APOYO DE LA FNP
La demanda de los grupos cristianos llamó la atención de la Fuerza Nacional Progresista (FNP), cuyo diputado, Vinicio Castillo Semán, rechazó la pieza legislativa y dijo que la misma debe contar con el aval de la sociedad, no con la imposición de un sector del gobierno y del PLD.
Llamó a los congresistas a que debatan más el proyecto para que no se haga una cosa acelerada y sin equilibrio. “Nosotros nos empoderaremos de este proyecto para que se conozca lo mejor posible”, dijo el dirigente político.
Castillo sugirió a los diputados que ponderen las opiniones de las asociaciones cristianas y los abogados católicos.