Labels

sábado, 8 de agosto de 2015

Cómo hablar con tus hijos de sexualidad

 (horizontal-x3)

Por Karinna D. Sostre Vicario

Un tema incómodo pero indispensable

Hablar con niños y niñas sobre el tema de la sexualidad puede resultar abrumador, en ocasiones hasta incómodo. Sin embargo, es importante que los padres instruyan a sus hijos en un ambiente de “sexualidad sana”.

Para evitar que el tema se convierta en uno “prohibido”, se debe comenzar la plática con los niños desde temprano, recomienda el consejero profesional y trabajador social Darwin Morales. De esta manera se puede “romper con los sociales tabúes que consecuentemente trae el tema”.
“Cada etapa del desarrollo tiene su particularidad. Lo importante es determinar cuándo y cómo se habla con el niño o la niña”, destacó Morales.
Asegura que la educación sexual es un proceso paulatino, ya que no se ofrece toda la información a la vez.  Debe ser una conversación recurrente y cada vez más profunda.
“Lo primordial es que desde que nacen comenzar nombrando sus partes íntimas por el nombre correcto para que no creen inhibición cuando tengan que referirse a ellas”, destacó Morales.
También resaltó la importancia de la autoexploración en los niños y mencionó que es un error cortar ese proceso. “Esto lo que provoca es que se cohíban en su vida sexual en lugar de ver el proceso como algo natural”, dijo.
El consejero recomendó no darles a los niños más información de la que piden. Es importante aclarar las dudas de los pequeños de acuerdo con la edad, evitando el morbo.
“Como es parte del proceso de educación, es necesario proveerles literatura (dibujos, retratos) según el tema lo amerite”, propuso el consejero.
Cabe destacar, según el experto- que hablar de sexualidad no es lo mismo que hablar de preferencia u orientación sexual y es importante marcar la diferencia.
Recomendaciones para los padres de acuerdo con la edad del menor
0 a 4 años
Están en la etapa de formación en la que son “como esponjas”. Es indispensable identificar correctamente las partes del cuerpo como pene y vulva. No debes darle nombres populares o apodos para evitar la confusión.
4 a 5 años
A esta edad comienzan a preguntar de dónde vienen los bebés. Intenta responder de manera clara pero sin entrar en detalles sobre el proceso de reproducción porque no lo entenderán. No importa el tipo de crianza (homoparental, monoparental o heteroparental); el tema de la sexualidad sana no varía. 
6-7 años
Si el niño pregunta insistentemente sobre el proceso de cómo se hace un bebé puedes ofrecerle una idea general, siempre utilizando los términos correspondientes. Por ejemplo “una célula de papá que se llama espermatozoide se unió a una célula en mamá que se llama óvulo y al juntarse te formaron a ti”.
8 a 9 años
Por la sobreexposición a la televisión, internet y hasta en la misma escuela, ya entran a una etapa que pueden entender de forma más clara lo que son las relaciones sexuales. Es entonces cuando debes plantear de forma entendible lo que piensas sobre el sexo y las relaciones de pareja. Recuerda que es importante mantener una mente abierta a las preguntas que puedan surgir.
10-12 años
Ya están entrando en la pubertad y comienzan a experimentar cambios físicos y hormonales. Siéntate y explícales qué sucede. Además, hazles entender que el sexo es importante pero que de manera responsable. Comienza a educarlos sobre temas como las enfermedades de transmisión sexual, la reproducción y  la masturbación.
Para evitar que la conversación se torne incomoda recuerda siempre exponer el tema de manera abierta y libre, y darles la oportunidad de preguntar para que se sientan escuchados y a la misma vez seguros. 

0 comentarios: