Labels

martes, 1 de septiembre de 2015

“Niños y niñas que realizan trabajo asalariado están condenados a la pobreza”, dice ministra de Trabajo


Maritza Hernandez.SANTO DOMINGO, República Dominicana.- La erradicación del trabajo infantil y sus peores formas es una responsabilidad de todos, enfatizó la ministra de Trabajo al pronunciar las palabras de apertura de la reunión ordinaria del Comité Directivo Nacional de Lucha contra el Trabajo Infantil. 

Maritza Hernández señaló que el activo más importante de un país es su gente y al permitir que un niño en lugar de estar en las aulas preparándose sea enviado a trabajar como asalariado, se está condenando a la pobreza.
“Hay que hacer conciencia, decirle a los padres que son responsables de lo que sus hijos hagan mañana con su futuro”, puntualizó la funcionaria. 
Recordó que República Dominicana cada año debe rendir sus memorias sobre el cumplimiento de los convenios 138 sobre la edad mínima de admisión al empleo y 182 en relación a la Prohibición de las Peores Formas de Trabajo Infantil y la Acción Inmediata para su Eliminación, ante la Organización Internacional del Trabajo (OIT) y esa tarea no puede hacerla una sola institución. 
Exhortó tanto a las instituciones públicas, entidades privadas y sindicatos a mantenerse vigilantes ante el cumplimiento de esos convenios y a unanimidad trabajar en la sensibilización para que los padres conozcan las consecuencias de impedir que sus hijos vayan a las aulas.  
Impacto a largo plazo del trabajo infantil
Según un informe reciente de la Organización Internacional del Trabajo (OIT), la participación prematura en el trabajo infantil está asociada con un nivel de instrucción inferior y, más tarde en la vida, con empleos que no cumplen con los criterios mínimos de trabajo decente.
Los niños y niñas que abandonan la escuela prematuramente tienen menos probabilidades de encontrar un trabajo estable y mayores riesgos de permanecer del todo fuera del mundo del trabajo.
La OIT indica que “En numerosos países, una proporción elevada de jóvenes entre 15 y 17 años realizan trabajos clasificados como peligrosos o como peores formas de trabajo infantil. Los que realizan actividades peligrosas es probable que hayan abandonado la escuela antes de haber alcanzado la edad mínima de admisión al empleo.”
La mesa principal de la reunión estuvo integrada por la viceministra Gladys Sofía Azcona, encargada de la Unidad  de Lucha contra Trabajo Infantil, Cristina Pérez, viceministra de la Mujer, Hinginia Ciprián, representante del sector trabajador, María Doñé, del Consejo Nacional para la Niñez y la Adolescencia (CONANI) y Berioska Languasco, del sector empleador. 
La actividad se desarrolló en el Salón Yolanda Guzmán del Ministerio de Trabajo, en donde se hizo la presentación del proceso de sensibilización de los Comités de Vigilancia contra Trabajo Infantil, así como la planificación del proceso de evaluación de impacto de los planes nacionales de lucha contra el Trabajo Infantil y sus peores formas. 
También se conocieron las memorias de los convenios 138 y 182 sobre Edad Mínima de Admisión al Empleo y las Peores Formas del Trabajo Infantil. 
Fuente: 

0 comentarios: