Labels

jueves, 24 de septiembre de 2015

Precauciones ante ejercicios de alta intensidad

 (horizontal-x3)Conocer tu cuerpo y saber cuándo parar podría salvarte la vida

Una joven de 24 años acudió a su entrenamiento de CrossFit matutino y, pocas horas más tarde, se desplomó en su lugar de trabajo a causa de un derrame cerebral. Según un familiar, el accidente cerebrovascular fue causado por la intensidad del ejercicio que realizó bajo la instrucción de una persona no certificada.

Esta historia, que trascendió en las redes sociales durante el mes de julio, fue difundida por el primo de la víctima, un entrenador físico en República Dominicana que aprovechó la situación para llevar un mensaje de salud.
Al momento de publicar la historia, la joven se encontraba recluida en una unidad de cuidados intensivos en el vecino país.
“Si no te has hecho un chequeo médico reciente, no sabes si tienes problemas con la presión o si te baja el azúcar, por ejemplo. Posiblemente, a ella le subió la presión más de lo debido, o pudo tener un aneurisma”, indicó la fisiatra María Palou Avilés.
En entrevista con ELNUEVODIA.COM, la doctora explicó que los cambios que ocurren en la presión sanguínea durante una rutina de ejercicios de alta intensidad pueden provocar accidentes cerebrovasculares o interrupciones en el flujo de sangre hacia el cerebro. Este riesgo es mayor en personas que tienen condiciones sin diagnosticar, como problemas cardiacos, de alta presión o diabetes, por mencionar algunos.
Por esta razón, Palou Avilés recomendó a todo aquel interesado en comenzar una rutina de ejercicios que visite a su médico primario para hacerse un examen general que incluya pruebas de laboratorios, de presión arterial, de tiroides, colesterol, azúcar y hemoglobina.
Asimismo, la especialista describió síntomas que alertan a una persona cuando es momento de detener el ejercicio.
“Si tiene dolor de cabeza o si se siente mareado, eso es bastante peligroso porque puede estar teniendo un bajón de azúcar significativo que lo puede llevar a desmayarse o a quedar en coma. Si la presión te ha subido demasiado, el dolor de cabeza también puede ser una señal”, advirtió la fisiatra.
De igual forma, explicó que si comienzas a sentir dolor durante el ejercicio, debes suspenderlo “porque te puedes estar lastimando el músculo, y tú quieres hacer ejercicios para fortalecer los músculos, no para lastimarlos”.
Con esta recomendación coincidió Pablo García, ‘head coach’ delgimnasio de CrossFit certificado La Fábrica, en San Juan.
“Hay un mal concepto de que si el cliente no termina 'esbaratao’ el primer día, piensa que no hizo nada. Lo ideal es que puedas ser funcional al otro día. El dolor es normal, pero no es que al otro día no te puedas levantar. Durante un ejercicio puede haber fatiga o cansancio, pero dolor no. Si hay dolor hay que parar porque puede haber una lesión o algo más serio”, enfatizó el atleta que cuenta con tres años de experiencia enseñando la disciplina del CrossFit.
El valor de un entrenador certificado
Aunque reconoció que ningún entrenador puede garantizar, al 100%, que su cliente no sufrirá lesiones durante el ejercicio, aseguró que el riesgo es casi cero cuando se practica con una persona debidamente certificada.
“El estar certificado requiere estudios y aprendes a enseñar la técnica del ejercicio, sabes trabajar con la persona según sus necesidades, sabes programar los ejercicios, aprendes a ver a una persona y sabes qué está haciendo incorrecto y cómo corregirlo”, abundó García.
“Los que lo hacemos (el CrossFit) somos bien enfáticos en la técnica… Hasta en la técnica de correr con una mejor postura. Perfeccionar la técnica para ser más eficiente y tener menos riesgos de lesiones”, describió el entrenador sobre uno de los elementos distintivos del CrossFit.
Sobre este tema, la doctora Palou Avilés destacó el valor de ejercitarse con una persona certificada. “Un ejercicio que realizas incorrectamente puede ser fatal. También recomiendo incrementar la intensidad poco a poco ya que hay personas que están un año sin hacer nada y, cuando regresan al gimnasio, pretenden hacer lo que hacían antes sin darle tiempo al cuerpo”.
Según dijo la especialista, las lesiones por ejercicios de alta intensidad más comunes que atiende en su oficina son las de espalda baja y rodilla. Mientras tanto, las lesiones más frecuentes por deportes son las torceduras de tobillo y lesiones de codo.
Además de entrenar con una persona certificada, la doctora señló que utilizar el calzado apropiado para el ejercicio que se va a practicar reduce el riesgo de lesiones drásticamente. En el caso de los corredores, recomendó como superficie preferida la de las trotadoras, luego las pistas y, por último, las cuestas o carreteras.
En cuanto a la cantidad de ejercicio apropiada para mantener un estilo de vida saludable, Palou Avilés sugirió realizar 30 minutos de ejercicio, cinco días a la semana. “Para personas mayores o que tengan condiciones de salud, se les recomienda hacer 15 minutos de ejercicios dos veces al día”, agregó.
Mientras, el coach García enfatizó en la importancia de dormir al menos siete horas diarias y consumir, como mínimo, la mitad de tu peso en onzas de agua todos los días.

0 comentarios: