Labels

sábado, 12 de diciembre de 2015

BENEFICIOS DE PRACTICAR DEPORTES

 (horizontal-x3)Además del bienestar físico, se desarrollan múltiples destrezas mentales
Por Ileana Delgado Castro
Practicar algún deporte, entrenar con regularidad o hacer actividad física diaria, es la mejor forma de prevenir enfermedades, tanto físicas como mentales. 

Es lo que, además, va a proporcionar otros beneficios iguales de importantes. Por ejemplo, mantener un peso saludable, obtener mayor flexibilidad, mejorar el aprendizaje, obtener más energía, fortalecer la autoestima, mejorar el estado de ánimo y hasta la sexualidad.
Para los niños y adolescentes el provecho puede ser aún mayor. No solo los ayuda en el desarrollo de su organismo, tan importante en esta etapa sino que también, sirve para prevenir hábitos perjudiciales como el consumo de tabaco, alcohol o drogas.
“El deporte es el umbral del desarrollo del ser humano y no tienes que ser un atleta de alto rendimiento para lograr todos los beneficios que aporta”, asegura  Víctor Vargas,  director del programa de terapia física de la Clínica de Medicina Deportiva del Caribe.  
Vargas, de hecho, es un ejemplo de todo lo que se puede lograr a través del deporte, según él mismo lo afirma. “Yo vengo de un residencial, donde desde pequeño comencé a jugar béisbol. Con una beca entré a la universidad, me convertí en terapista físico y por  40 años trabajé con el Equipo Nacional donde también comprobé el buen desempeño que se logra con el deporte”.
En ese sentido, Vargas destaca las múltiples destrezas que se logran, tanto mentales como corporales, a través de la práctica de cualquier deporte o cuando se hace ejercicios regularmente. 
“El umbral de desarrollo es enorme. Te mantiene el cuerpo saludable pero también tiene otras ventajas; te llena un vacío en la mente, te relaja y te mejora la conducta. Si representas a tu país te ayuda a quererlo más, a sentirte honrado de lo que haces. Además, de que los viajes te dan la oportunidad de conocer a otros países y a sus gentes, te enseña a confraternizar, seriedad y honradez”, enumera Vargas.
De la misma forma, subraya que es un excelente vehículo para  forjar el carácter, la disciplina, la toma de decisiones y el cumplimiento de las reglas, así como  el trabajo en equipo. Algo que, sin duda, beneficia a quien lo practica en todos los ámbitos de la vida cotidiana.
Rol preventivo. No podría ser de otra forma. La misma literatura médica ha establecido que la actividad física regular y de forma sistemática  es una práctica que  previene  enfermedades o como una forma de rehabilitación cuando ésta se ha perdido.
 De hecho, se ha comprobado que disminuye el riesgo de mortalidad por enfermedades cardiovasculares en general. También puede ayudar a reducir la presión arterial o hipertensión, el colesterol alto y los dolores crónicos, entre otros beneficios. 
Así lo enfatiza el doctor César G. Gómez, fisiatra del San Francisco Sport Medicine & Rehabilitation, tras coincidir en que los beneficios de practicar un deporte son muy amplios. “Ejercitarse regularmente es muy beneficioso para la prevención de enfermedades cardiovasculares, en el control de azúcar  en los  diabéticos y para disminuir la presión arterial”, explica el médico.
Desde el punto de vista músculo esquelético, señala el fisiatra, también es beneficioso. Por ejemplo, te puede ayudar a bajar de peso, lo que va a mejorar la salud de las articulaciones, como los tobillos y las rodillas que son las que sostienen todo el peso del cuerpo.
“Ayuda a que las articulaciones no se sigan deteriorando, mientras fortalece los músculos alrededor y permite más estabilidad y flexibilidad. También ayuda a prevenir el dolor de espalda y de cuello, así como disminuir el riesgo de lesiones”, señala Gómez, tras enfatizar que el ejercicio fortalece el cuerpo en general “y un cuerpo fuerte está listo para enfrentar cualquier posible problema".
El fisiatra también llama la atención hacia el aspecto psiquiátrico y cómo el ejercicio influye positivamente en disminuir la ansiedad y la depresión. 
“Yo les digo a mis pacientes que el mejor antidepresivo es el ejercicio. Una persona que se mantiene haciendo ejercicios no se deprime”, asegura Gómez. Y es que la actividad física regular también aumenta la producción de endorfinas, sustancias naturales que produce el cuerpo durante el ejercicio que  promueven el sentido de bienestar. De hecho, se dice que pueden ser hasta 20 veces más potentes que los medicamentos para el dolor que se vende en las farmacias.
De la misma forma, Gómez resalta el rol tan importante que tiene el deporte en los niños y los adolescentes. “Además de los beneficios para la salud, les ayuda en la interacción social y a reforzar la autoestima. Además de desarrollar sentido de responsabilidad, están menos inmersos en el ocio y los hace enfocarse mejor en los estudios”.
Algunos beneficios
Disminuye el estrés, ansiedad, depresión, irritabilidad o mal humor.
Promueve la motivación y el entusiasmo.
Aumenta el flujo de oxígeno al cerebro, lo que permite un mejor aprendizaje, mayor capacidad de concentración, y una mejor memoria.
Ayuda a mantener un peso saludable.
Mejora la resistencia a la insulina.
Incrementa o mantiene la densidad ósea.
Fortalece músculos, mejora la resistencia y el balance corporal.
Mejora la flexibilidad y la movilidad de las articulaciones.
Ayuda a regular o disminuir la presión arterial.
Aumenta la autoestima. 
Promueve el espíritu de superación. 
Estimula la liberación de endorfinas (hormona que produce sensación de bienestar).
Combate la depresión o los estados de tristezas.
Reduce la tensión y el estrés.


0 comentarios: