Labels

sábado, 30 de enero de 2016

7 CLAVES PARA LLEGAR ACUERDOS CON TU PAREJA

parejas (horizontal-x3)Una unión no debe estar todo el tiempo amenazada por el conflicto

Por Camile Roldán Soto

Hay quienes se han acostumbrado a pensar que discutir a menudo es parte natural de estar en pareja. Pero aunque parezcan que están habituados a este patrón de altibajos, las personas se agotan tarde o temprano. La realidad es que una unión  no debe estar todo el tiempo amenazada por el conflicto.

Por eso, cuando  dos personas se encuentran discutiendo a menudo y sobre los mismos temas es  momento de preguntarse qué está pasando. Si se trata solamente de una etapa difícil o es una señal de que algo anda mal y necesita corregirse. Resignarse a vivir en un círculo vicioso no hará que el problema desaparezca. Por el contrario, los conflictos sin resolver acumulan resentimientos y malestares. Cuando nos decidimos  a resolverlos enfrentamos el riesgo de acercarnos al otro cargados de coraje, lo cual  provoca más choques.    
Según John Gottman, psicólogo, investigador con 40 años de experiencia y autor de varios libros acerca de relaciones,  es un hecho que entre dos personas que comparten la vida siempre habrá cierto grado de desacuerdos. De acuerdo a sus estudios, el 69% de estos  nunca se resuelven. Les  llama “embotellamientos”.
Los “embotellamientos” son provocados por diferentes razones, de acuerdo al estilo de vida y personalidad de quienes los enfrentan, pero las investigaciones de Gottman revelan que,  en su mayoría, son causados por cinco áreas generales.  Estas son: el tiempo libre, el dinero, el trabajo del hogar, la intimidad y la familia extendida.
Cualquier pareja  ha discutido por lo que desean hacer juntos o separados durante el fin de semana, en qué invertir los ahorros o la crianza de los niños. El problema no es tener un choque ocasional en dichos contextos. Es que si permean constantemente en la conversación, o si al  tocarse desatan siempre gran malestar, algo tiene que cambiar.
“Es un mito pensar que podemos estar todo el tiempo de acuerdo y que todos los asuntos hay que discutirlos hasta la saciedad. A veces, tenemos que preguntarnos si el tema será  igual de importante de aquí a cinco meses o un año”, dice Ann Martínez, consejera profesional, terapeuta sexual y terapeuta de matrimonio y familia al explicar que, al juntarse, las personas no pierden su identidad.
Por lo tanto,  en algunas cosas no pensarán de la misma forma. Aunque parezca muy lógico puede ser  difícil actuar de acuerdo a ello. Pero no es imposible lograrlo.
A continuación, siete claves para llegar a acuerdos con tu pareja.
1.Discutan en privado y cara a cara; no por texto o  correo electrónico.
2. Eviten el sarcasmo y  las indirectas (especialmente a través de mensajes públicos en las redes sociales). Este tipo de acciones no abona de ninguna manera  a mejorar la situación.
3. Establezcan reglas para las conversaciones difíciles y procuren cumplirlas. Por ejemplo, no interrumpir o acordar cierta cantidad de tiempo para exponer su punto.
4. Identifiquen cuándo la conversación se ha vuelto demasiado repetitiva o llegó a un punto de tensión que amenaza el buen trato entre ambos.
A veces es mejor tomar una pausa para retomar el tema más tarde, cuando los ánimos estén más calmados.
5. Oriéntese hacia las soluciones. A menudo, cada miembro de la pareja se limita a plantear su visión de las cosas, (tú estás mal, yo estoy bien) pero para trascender en las  discusiones  es necesario que cada cual se esfuerce por tener empatía con el otro, buscar alternativas al problema e identificar qué está dispuesto a hacer para encontrar un punto medio.
6. Responder las siguientes preguntas puede ayudarles a ver la seriedad de la situación: ¿hemos  hablado sosegadamente? ¿todo es discusión entre nosotros?, ¿hemos buscado cómo llegar a un punto medio y no podemos?, ¿estamos hablando todo el tiempo de lo mismo?
7. Busquen ayuda profesional para solucionar los problemas de comunicación.
Fuente: Mary Ann Martínez es consejera profesional, terapeuta sexual y terapeuta de matrimonio y familia.


0 comentarios: