Labels

miércoles, 20 de enero de 2016

Conoce 6 situaciones en que debes decirle “NO” a tu jefe


JEFE Después de una larga jornada laboral, lo más lógico es llegar a casa, ‘desconectarse’ del trabajo, darle tiempo a la pareja a los hijos; sin embargo, no siempre es así, y esteartículo publicado en Linkedin lo demuestra.

En un post reciente, Travis Bradberry explica que muchas veces nuestro trabajo termina “absorbiéndonos”, pero porque se lo permitirnos. Existen situaciones en que debemos aprender a decirle “no” a los jefes y aquí te los detallamos.
Su salud. Permitir que el estrés se acumule, perder sueño y estar sentado todo el día sin hacer ejercicio está afectando tu salud más de lo que imaginas. No trabaje durante los fines de semana, tome vacaciones (en la fecha prevista, etc.). Si no lo hace, usted está permitiendo que su trabajo sobrepasar sus límites.
Su familia. Es fácil dejar que su familia sufra por su trabajo. Muchos de nosotros hacemos esto porque creemos que el trabajo es un medio para mantener a nuestras familias. Cuando esté en su lecho de muerte, no recordará la cantidad de dinero que hizo para su cónyuge e hijos. Usted recordará los recuerdos que ha creado con ellos.12-27-familiachina.jpg_973718260
Su sensatez. Cuando ya haya trabajado bastante en un día (o una semana) y su jefe quiera más, la cosa más productiva que puede hacer es decir que “no”, y luego ir y disfrutar del tiempo con sus amigos o hobbies. De esta forma, volverá a trabajar renovado y libre de estrés.
Su identidad. ¿El trabajo es todo lo que (o la mayor parte de lo que) viene a la mente? Entonces su identidad se ha convertido en únicamente su trabajo. Tener una identidad fuera del trabajo es algo más que simplemente divertirse. También ayuda a aliviar el estrés, crecer como persona y evitar el agotamiento.
Sus contactos. No le deba a su jefe los contactos que ha desarrollado a lo largo de su carrera. Sus contactos son un producto de su arduo trabajo y esfuerzo, y aunque quizás puede compartirlos con su empresa, le pertenecen a usted.
Su integridad. Sacrificar su integridad hace que usted experimente enormes cantidades de estrés. Quizá sea el momento de dejar claro a su empleador que usted no está dispuesto a hacer las cosas a su manera.



0 comentarios: