Labels

miércoles, 17 de febrero de 2016

Obispos exhortan políticos dar voto de confianza a JCE y realizar proceso electoral en paz

SANTO DOMINGO.-La Conferencia del Episcopado Dominicano exhortó este miércoles a los líderes políticos realizar un proceso electoral en paz, con respeto del espacio y de las ofertas de los demás candidatos, abierta al diálogo y con un verdadero sentido de madurez humana y política.

Hizo un llamado a los candidatos a puestos electivos para que den un voto de confianza a la Junta Central Electoral (JCE) para la organización de la contienda. “Apoyemos sus medidas administrativas del proceso. Seamos celosos y vigilantes de nuestra democracia”.
Agregó que “se desea una promoción publicitaria con sentido ecológico, que no ensucie el ambiente, saturando las calles y avenidas de afiches y letreros. Lo mismo hay que decir del ruido y del entaponamiento innecesario del tránsito que muchas veces se produce por las concentraciones en las salidas de las ciudades o en cualquier calle o avenida.
La Iglesia Católica en un mensaje con motivo de la celebración de la Independencia de la República, el próximo 27 de este mes, señala que “Una campaña electoral apoyada en principios, en valores y en programas, llevada con respeto y en sana coordinación con los opositores, habla mejor de la madurez política de los partidos y candidatos.
Dijo que es “lamentable que con frecuencia la política es vista como un medio para el enriquecimiento grupal o personal y no como lo que verdaderamente debe ser, un servicio al bien común. Peor aún, cuando el soporte económico de los partidos, en los períodos electorales, es sustentado con dinero sucio, ya sea procedente del narcotráfico, de los juegos de azar, de empresas evasoras de impuestos, o de fondos dilapidados del Estado”.
Agregó que “todos necesitamos una política sana, limpia de corrupción, de lavado o de robo. Tenemos un pueblo trabajador y esperanzado en un mejor porvenir. Tenemos derecho a esperar lo mejor de nuestras instituciones y liderazgo político”. 
“Los invitamos por su propio bien y el de la Patria a no invertir en candidatos políticos pensando obtener beneficios futuros. Inviertan en sus trabajadores y en obras sociales: eso sí que pone la base de una democracia sólida, que ninguna aventura política la puede derribar, apuntó.
Añadió que “les exhortamos a no ser indiferentes frente al manejo de las instituciones políticas.  Actuemos con la debida conciencia, digámosle no al clientelismo. Participemos conscientemente en la política,  depositemos el voto por el candidato que nos parezca mejor en principios,  en valores y en actitudes para ser un buen gobernante o un buen funcionario público. Valoremos su honestidad, sus raíces familiares, su testimonio de vida, su espíritu de servicio a la comunidad, su capacidad de administrar bien lo ajeno sin creerse dueño de lo que no le pertenece, y sus propuestas políticas.
Indicó que “vayamos a las urnas con verdadera conciencia ciudadana y no nos dejemos arrastrar por la masificación o por simples prebendas. Rechacemos y denunciemos las prácticas corruptas de la compra de cédulas y cualquier otra acción fraudulenta. No vendamos nuestra conciencia a la hora de votar. Nadie se sienta obligado a votar por aquel que le ofrece dádivas. Es la conciencia la que debe determinar el voto no la retribución por una prebenda recibida o el amiguismo”.
Sostuvo que pasadas las elecciones, hay que respetar la decisión de la mayoría y acoger con beneplácito la decisión del pueblo expresada en las urnas, y dijo que “sumémonos todos a las autoridades que resulten electas para que tengamos un gobierno que fortalezca la democracia, que sirva al bien común y que oriente el país por los mejores senderos, desarrollando la economía, fortaleciendo el sistema de salud y la educación y creando fuente de trabajo”.
También invirtiendo en la seguridad ciudadana, mejorando nuestro sistema energético, ofreciendo mejores oportunidades a la juventud; que haga valer el imperio de la ley, y en fin, un gobierno que no incluya en su cultura política ni la corrupción, ni la impunidad, ni el soborno, ni sustente sus ingresos presupuestarios fomentando vicios que empeoran la salud social, como las bancas y juegos de azar, el exceso de bebidas alcohólicas; que actúe con transparencia y que gobierne en función del bienestar de todos.
Por otra parte, pidió que pasadas las elecciones del presente año, el Congreso se esfuerce con seriedad y responsabilidad a elaborar y aprobar la Ley de Partidos Políticos para una mayor transparencia y ordenamiento en el quehacer político y para el fortalecimiento de nuestra democracia.
El Episcopado dijo además, que es preocupación de todos, el crecimiento del clima de violencia que va arropando poco a poco todos los ámbitos de nuestra sociedad. “En febrero del año 2009, tuvimos que dedicar nuestro acostumbrado Mensaje al análisis y reflexión de esta problemática, bajo el título “¡Construyamos la Paz! Erradiquemos la violencia y la inseguridad”. Ahora sólo queremos hacer un breve llamado de atención”.
Llamó la atención de manera particular al Gobierno y a los sectores de mayor poder o influencia social a hacer todo tipo de esfuerzo, y la inversión que sea necesaria, a fin de que se detenga ya esta atmósfera de violencia e inseguridad que se va tornando un tanto asfixiante.
“Hagamos una campaña educativa y de concienciación a todos los niveles sobre la paz, la hermandad, la tolerancia, el valor de la vida y el respeto al hermano y a su entorno y pertenencias. Invirtamos en un proceso educativo que nos ayude a todos a sentir la importancia del vivir en la paz y armonía con nuestros semejantes y con los demás seres de la creación. Todos pongamos nuestro granito de arena, especialmente en el campo de la formación de la conciencia, y comenzando por nosotros mismos, con nuestros jóvenes y niños, miremos a nuestros semejantes como un don de Dios en sí mismo que merece ser tenido en cuenta, valorado y protegido”, sostuvo.
Reiteró que el Gobierno que debe hacer un mayor esfuerzo de inversión en los cuerpos de seguridad del Estado. Es tiempo de que se mejoren los salarios de los agentes del orden, se les ofrezca mayor capacitación y mejores equipamientos para sus labores.
Por Abrahan Montero

0 comentarios: