Labels

viernes, 13 de mayo de 2016

El cambio es ahora!

El cambio es ahora!Por: JUAN T H
El pueblo dominicano tiene la  brillante oportunidad brillante, ante los ojos del mundo, de eliminar la dictadura de la corrupción y la impunidad del Partido de la Liberación Dominicana, simplemente ejerciendo  su derecho al voto.

El pueblo tiene el poder en sus manos este domingo 15 de mayo cuando acuda a las urnas para elegir sus autoridades. Debe escoger entre democracia y dictadura; entre la decencia y la indecencia, entre lo ético y lo antiético, entre lo moral y lo amoral, entre lo honesto y lo deshonesto, entre el avance y el retroceso, entre la justicia y la injusticia, entre la inseguridad y la seguridad, entre el empleo y el desempleo, entre la demagogia y la sinceridad, entre la verdad y la mentira.  Todo eso con un simple voto.
Votemos por el país, por nuestros hijos y por nosotros mismos, como diría Juan Pablo Duarte.
Este 15 de mayo es mucho lo que está en juego. Democracia o dictadura. Vida o muerte.
El hombre capaz de comerse un “tiburón descompuesto  sin eructar” y de echar “al zafacón los principios”, como confesó, quiere más. ¡Mucho más!  “Yo quiero mi congreso”, dijo, como si no lo tuviera junto con el Poder Judicial y todos los demás poderes incluyendo los facticos.
Danilo ni los demás candidatos del PLD, salvo honrosas excepciones, no merecen un voto del pueblo humilde y trabajador. La ambición del hombre del tiburón podrido no tiene límites. No se le puede creer una palabra.Hoy dice una cosa, mañana otra. Promete, pero no cumple. (Las visitas “sorpresas” constituyen una estafa cargada de mentiras, pues en el Sur solo cumplió un 18%, en el Este un 12% y en el Norte tan solo un 8%, según un minucioso estudio realizado por el sector agropecuario del Partido Revolucionario Moderno que no pudo ser desmentido)
Danilo desmiente que desee instaurar una dictadura de partido único. ¿Acaso no es lo que tenemos ya con el control de los poderes del Estado, de la JCE, el TSE, la Cámara de Cuentas,  el Ministerio Público, las “altas cortes”, los medios de comunicación con sus bocinas y velloneras, las Fuerzas Armadas y la Policía Nacional que ha politizado complemente y colocado a sus servicios?  ¿No es eso una dictadura?
Votar por Danilo es votar por “el Trujillo del siglo 21”. Si el pueblo comete el grave error de elegirlo de nuevo, volverá a modificar la Constitución (para eso quiere su Congreso) con el propósito de continuar en el gobierno hasta que la providencia o el pueblo decidan otra cosa.
Votemos mayoritariamente por el cambio.
Votar por el cambio es votar no solo en contra de la dictadura de Danilo y el PLD, es votar a favor de la democracia, la justicia, la salud, la educación, el empleo, la seguridad ciudadana, el trabajo y la honestidad.
No le vendamos nuestro voto, ni nuestra consciencia a un mitómano demagogo profesional.
¡Vergüenza y dignidad contra el dinero corruptor del PLD!
Yo votaré por Luís Abinader y Carolina Mejía, en la casilla 15, dos jóvenes capaces, trabajadores y honestos en los que he depositado mi confianza.
¡Porque el cambio es ahora!
(AH, Y NO OLVIDEN QUE EL VOTO ES SECRETO)


0 comentarios: