Labels

miércoles, 22 de junio de 2016

Señales de desequilibrio hormonal que no debes pasar por alto

Cómo-tratar-la-falta-de-libido-en-la-mujerPOR: AGENCIAS
La actividad hormonal desempeña un papel primordial en nuestra salud, ya que es la que regula actividades tan importantes como el crecimiento, el metabolismo o la función sexual, entre otras.

A pesar de que no lo tenemos muy en cuenta, las hormonas son las que se controlan muchos de esos cambios físicos y psicológicos por los que pasamos en las diferentes etapas de la vida.
Debido a esto, cualquier desequilibrio hormonal puede conducir al desarrollo de enfermedades y problemas que influyen en nuestra calidad de vida.
El agravante es que muchos no le brindan tratamiento porque consideran que sus síntomas se deben a trastornos de salud más comunes.
En este sentido, es esencial que todos conozcan las señales de alerta que se manifiestan cuando hay desbalances de este tipo.
11- Incremento de peso
Subir de kilos de forma continua e inexplicable no siempre es culpa de una dieta llena de alimentos grasosos y azucarados.
En ocasiones las personas llevan una buena alimentación pero no consiguen reducir medidas porque padecen un problema hormonal.
El aumento de los niveles de cortisol,la conocida como “hormona del estrés“, está relacionado con la tendencia a acumular más grasa en ciertas partes del cuerpo.
2- Insomnio
En los trastornos de sueño influyen muchos factores y hábitos, pero no está de más considerar que pueden deberse a desbalances en la actividad hormonal.
En estas situaciones se deben tomar medidas estrictas que permitan aumentar los niveles de melatonina y serotonina.
Muchos especialistas sugieren practicar yoga y consumir alimentos ricos en triptófano para tener una mejor calidad de sueño.
33- Estrés crónico
Los cambios de humor y sobre todo el estrés agotan las funciones suprarrenales, lo que genera una reducción en los niveles de progesterona y otras hormonas vitales.
Una dieta rica en alimentos con triptófano y la práctica de técnicas de relajación son claves para sobrellevar este problema.
4- Sudoración excesiva
Las mujeres en la etapa de la menopausia experimentan molestos sofocos y sudoración nocturna debido a la disminución en la producción de estrógenos.
Ambos problemas también pueden darse desde edades jóvenes a causa de descontroles hormonales y deficiencia de nutrientes.
Es importante consumir alimentos con fitoestrógenos e isoflavonas para contrarrestar esos efectos negativos.
55- Disminución de la libido
El andrógeno es una hormona que se segrega tanto en hombres como en mujeres para controlar su apetito sexual.
Su disminución provoca la pérdida de la libido y síntomas como la sequedad vaginal.
6- Fatiga
Tras una mala noche de sueño o a causa de la mala alimentación es común que aparezcan síntomas propios de la fatiga.
La preocupación debería ser mayor cuando se da de forma continua y sin razón aparente. Esto indica un aumento en los niveles de cortisol y disminución en la actividad hormonal que participa en el nivel energético.
77- Constantes antojos
La ansiedad por los dulces y la necesidad de comer a pesar de ingerir las porciones adecuadas son indicadores contundentes de desbalances hormonales.
Esto puede alertar de problemas con la glándula tiroidea y la segregación de las hormonas que regulan las funciones metabólicas.
En algunos casos puede resultar efectivo disminuir el consumo de lácteos, azúcares y otros productos llenos de sustancias estimulantes.
8- Depresión
Los cuadros de depresión se deben analizar minuciosamente, ya que su origen puede tener algo que ver con los cambios hormonales bruscos.
Cuando se determina que no tiene un origen clínico, se recomienda reforzar el consumo de nutrientes para restaurar la actividad hormonal que mejora el estado de ánimo.
99- Trastornos digestivos
En las actividades del tracto gastrointestinal participan tres hormonas: gastrina, secretina y colecistoquinina.
Estas desempeñan la función de optimizar la digestión, controlar la inflamación y asegurar una adecuada absorción de los nutrientes.
Por esto, un descontrol puede provocar dolores en el abdomen, inflamación y otros trastornos digestivos comunes.
10- Pérdida del cabello
Las anomalías en los niveles de testosterona, dehidrotestosterona y hormona tiroidea pueden conducir a la pérdida excesiva del cabello.
Si ningún tratamiento muestra efectos positivos, lo idóneo es consultar el médico para revisar la actividad de estas hormonas.
Como acabas de apreciar, el cuerpo siempre envía señales importantes cuando algo va mal.
A pesar de que nos hemos acostumbrado a padecer muchas de ellas, siempre es mejor someterlas a una revisión para determinar que no se deben a un problema más grave.

0 comentarios: