Labels

jueves, 29 de diciembre de 2016

Al comenzar el nuevo año 2017

Más que hacer promesas, es mejor  pedir a Dios,  su ayuda y protección en este momento de tiempo y espacio de la vida terrenal.  Orad pues, diciendo:

Ruego a ti, Dios de bondad y misericordia; escucha mi plegaria  que elevo a ti en este nuevo período de espacio y tiempo que los humanos llamamos año 2017:
Dame corazón para amarte,
Oídos para escucharte,
Boca para alabarte,
Conciencia para apreciarte,
Voluntad para buscarte,
Fe para creerte,
Esperanza para anhelarte,
Amor para amarte,
Visión para verte,
Ánimo para consagrarte,
Pies para buscarte,
Manos para servirte,
Mente para concebirte,
Voz para cantarte,
Espíritu para apreciarte,
Determinación para apoyarte.
Señor, te alabo continuamente,  y pido más de ti, y menos de mí.
Sí,  Señor, ven y arrópame con tu divina presencia y poder, para fortalecer mi alma, ensanchar mi confianza, y profundizar mi amor a ti, al prójimo y a mi mismo, a fin de comprenderte más y mejor ahora y siempre. Amén.
*El autor es Obispo emérito Iglesia Episcopal/Anglicana. Reside en Santo Domingo