Labels

viernes, 20 de enero de 2017

El peligro de consumir calcio sin receta

El peligro de consumir calcio sin recetaPor ARCENIO ESTEVEZ MEDINA
La publicidad de la osteoporosis ha hecho que se venda y use sin receta médica una gran cantidad de marcas de pastillas de calcio en el mundo.  Además de los medicamentos
controlados, bajo prescripción facultativa, hay en el mercado muchos productos naturales con este mineral. Eso ha hecho que se consigan en cualquier farmacia, tiendas y góndolas de supermercados artículos con este mineral.
Si una persona tiene más de 50 años, sobre todo si es mujer, le dicen que tomen estas pastillas para prevenir la osteoporosis o cuando afirma tener un dolor en una rodilla, sobrarán los vecinos y amigos recomendando comprar pastillas de calcio.  Sin embargo, este fármaco no está exento de producir diferentes efectos secundarios.
El calcio es el mineral que está en mayor cantidad en el cuerpo y el 99 por ciento de él se encuentra almacenado en los huesos y los dientes.  Constituye entre el 1.5 y el 2 por ciento del peso corporal humano en condiciones normales.
Este micronutrimento nos ayuda a prevenir la osteoporosis y también contribuye con el desarrollo de los huesos y dientes. Tener el calcio en los niveles normales es un factor importante para que haya una buena coagulación de la sangre.  Es un elemento necesario para el buen funcionamiento de los músculos y el ritmo del corazón.
Cuidado con el consumo excesivo de calcio
Debemos tener cuidado con el consumo rutinario y excesivo de calcio porque puede aumentar el riesgo de producir cálculos renales.  También puede afectar la absorción de hierro, zinc, magnesio y fósforo.  Se han reportado estudios en los que se establece que puede aumentar la posibilidad de cáncer de próstata cuando abusamos del consumo de este elemento.
Las consecuencias de tomar calcio en exceso van desde calcificación, cálculos renales y de la vesícula biliar hasta riesgo de problemas cardíacos.
¿En cuáles alimentos encontramos mayores cantidades de calcio?
Son buenas fuentes de calcio la leche, queso, yogurt, melaza, vegetales de hojas verdes, frutas secas y arroz integral. También representan un buen aporte de calcio la soya, sardina, ajonjolí y salmón.
Calcio y consumo excesivo de proteína.
En estos momentos hay una pujante moda de tomar suplementos ricos en proteínas y de hacer dietas con un contenido alto de este macronutrimento.  Es bueno advertir a los que están en esta práctica que una alimentación con exceso de proteína incrementa la excreción renal de calcio, por tanto, aumenta el riesgo de osteoporosis. Por esa razón, debemos ser prudentes con tomar de manera excesiva leche y otros alimentos hiperproteicos.  Lo mismo sucede con la cafeína, una sustancia presente, además de en el café, en muchas bebidas gaseosas, energizantes, mate y una gran cantidad productos comerciales.
El uso de laxantes, cortisona, tetraciclina y antiácidos que contienen aluminio disminuyen la absorción del calcio.  La vida sedentaria favorece la pérdida de calcio en los huesos y por supuesto, incrementa el riesgo de sufrir osteoporosis. Si esto se asocia a una vida con escasa actividad física y deportiva, aumenta la posibilidad de padecer este mal porque se pierde una mayor cantidad del referido mineral.
Por el contrario, hay una mejor absorción de calcio cuando lo ingerimos junto a suplementos de vitamina C,  o  con alimentos ricos en esta vitamina, aunque en el caso de la toronja no es así.
La deficiencia de calcio produce osteoporosis en los adultos y osteomalacia en los niños.
De acuerdo a los Institutos Nacionales de la Salud de los Estados Unidos de Norteamérica la cantidad recomendada de calcio por día es de 1300 mgs en adolescentes y embarazadas.  En los adultos de 19 a 50 años aconsejan dar 1000 mgs.  En los adultos con más de 50 años se recomienda esa misma cantidad.


0 comentarios: